Lunes, 21 Noviembre 2016 00:00 Historias electorales

Noboa tuvo poco espacio de maniobra en su gestión

Gustavo Noboa, quien asumió la Presidencia de la República el 22 de enero de 2000, estuvo tres años en el poder.
Gustavo Noboa, quien asumió la Presidencia de la República el 22 de enero de 2000, estuvo tres años en el poder. Foto: Archivo / El Telégrafo
Redacción Política

En los prácticamente 3 años en la Presidencia, Noboa dio continuidad a todo lo implementado por su antecesor, lo que, según el historiador Jorge Núñez, “se debe a que el Alto Mando de las Fuerzas Armadas tomó las riendas del poder e impuso la continuidad de Noboa, quien fue el que aplicó la dolarización, llevó adelante el resto del plan privatizador de Mahuad y fue el verdadero artífice de la ejecución de la política encaminada, con las mismas gentes. No se alteró un ápice ni la política económica ni el equipo, solo se cambió la cabeza”.

En los primeros meses, Noboa enfrentó las protestas sociales y para apaciguar las tensiones dirigió al Congreso una petición de amnistía para los civiles y militares que participaron en la asonada golpista, la cual fue aprobada, mientras que el 9 de septiembre se retiró de circulación el sucre.

Ante las protestas sociales, en febrero de 2001, decreta el estado de emergencia, luego de que dirigentes del levantamiento indígena rompieron el diálogo y cerraron las carreteras de la Sierra. Los levantamientos dejaron 3 muertos y más de 80 heridos, incluidos los militares. Llegó a un acuerdo y rectificó parcialmente las medidas dictadas.

El 15 de febrero se aprueba la construcción del  Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) y en noviembre de 2003 inició sus operaciones. Por exigencia del FMI crea la Ley para la Transformación Económica del Ecuador Trole I, que legalizó el dólar, introdujo el trabajo por horas y la unificación salarial. Luego, la ley Trole II, que incentivó las privatizaciones, fortaleció el mercado de capitales y facilitó el trabajo de las mineras extranjeras.

Expidió la Ley para la Promoción de la Inversión y la Participación Ciudadana, para fijar topes al reparto de utilidades, limitar indemnizaciones, afectar contratos colectivos, regular huelgas, facilitar despidos y crear el trabajador plurifuncional.

En 2002 se registra la erupción del volcán Reventador y explota un polvorín militar en Riobamba. Renuncia el ministro de Economía, Carlos Julio Emanuel, acusado de exigir sobornos a cambio de liberar partidas presupuestarias; el sacerdote Carlos Flores, gerente distrital de la Aduana de Quito, cometió actos de corrupción y huyó al exterior, finalmente fue arrestado. (I)

El hecho relevante

El binomio presidencial tuvo que huir del país por sus actuaciones y se acogió al exilio político

El accidentado período presidencial del binomio Mahuad-Noboa tiene la particularidad de que terminaron con problemas sus mandatos: en su momento, ambos tuvieron que abandonar el país.

Mahuad huyó tras su derrocamiento, para residir en EE.UU. Aún tiene problemas pendientes con la justicia ecuatoriana, la cual sostiene que el congelamiento de depósitos es malversación de fondos públicos; además, que ese acto se ejecutó con la finalidad de beneficiar a propietarios, administradores o gerentes de los bancos privados con iliquidez, lo que causó un enorme perjuicio económico a la ciudadanía ecuatoriana. También se señala que los decretos ejecutivos 681 y 685 firmados por el exmandatario violaron normas constitucionales de la época.

El 27 de mayo de 2014, la Policía Internacional (Interpol) emitió difusión roja, pero se negó a detener a Mahuad bajo el argumento de que es un tema político que no le compete.

Actualmente Mahuad imparte cursos de escenarios políticos en la escuela de administración gubernamental de la Universidad de Harvard. Es miembro del Consejo de Presidentes y Primeros Ministros del Centro Carter.

En cuanto a Noboa, casi 3 meses después de terminar su mandato fue acusado de malversación de fondos en la renegociación de la deuda externa y se le involucró en el presunto desvío de dinero público para recapitalizar dos bancos quebrados.

Esta denuncia de León Febres-Cordero provocó una orden de prisión que obligó a Noboa a refugiarse por 27 días en la residencia del Ministro Consejero de República Dominicana, en Quito, y salir de ahí al país centroamericano el 23 de agosto en calidad de asilado político, donde permaneció desde 2003 hasta abril de 2005, que volvió a Ecuador por la declaratoria de nulidad de su juicio por parte de la Corte Suprema elegida en acuerdo entre Abdalá Bucaram con el entonces presidente Lucio Gutiérrez.

Pero una nueva corte anuló lo actuado y ordenó la detención domiciliaria de Noboa en Guayaquil. Luego se le retiraron los cargos al ser amnistiado por la Asamblea Constituyente de 2007 y recobró su libertad. Está alejado de la política, ocupándose de su consultorio privado y de tareas académicas.
“Se ha dejado en la impunidad el atraco financiero más grande de la historia del país”, denunció Víctor Granda, acusador en este caso. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Domingo, 20 Noviembre 2016 16:22

Google Adsense

Google Adsense