Lunes, 21 Noviembre 2016 00:00 Historias electorales

Mahuad tomó la rienda del país en un momento difícil

Con su padrino político. Osvaldo Hurtado fue uno de los personajes más influyentes en la carrera política de Mahuad.
Con su padrino político. Osvaldo Hurtado fue uno de los personajes más influyentes en la carrera política de Mahuad. Foto: Archivo / El Telégrafo

En 1998 el país ya registraba la caída de un expresidente y un exvicepresidente. La economía estaba en recesión.

Redacción Política

Los ajustes privatizadores y liberalizantes que habían puesto en marcha los últimos gobiernos para superar la crisis interna, los conflictos sociales derivados de las medidas adoptadas y el ambiente de inestabilidad política general hicieron de 1998 un año difícil para Ecuador. “Se vivía un período de convulsión social, desinstitucionalidad; los partidos políticos habían entrado en una profunda crisis”, explica el analista Hernán Reyes.

Ese año también fue fatídico por los efectos del fenómeno El Niño, que arrasó con la agricultura costeña, ocasionando pérdidas por cerca de $ 1.000 millones; dejó a 15 mil familias sin hogar y dañó la infraestructura vial a un costo estimado de $ 3.000 millones, incluido el lucro cesante de las exportaciones agrícolas, que al final de ese año cayeron en 16% y las no tradicionales en 9%.

Además, el precio del barril de petróleo cayó al nivel más bajo, $ 6,20 el barril, lo que afectó a la economía, que solo creció 0,4%, mientras la población crecía al 1,9%. Para compensar las pérdidas y acudir en auxilio de los damnificados, hubo que endeudarse. Las cifras son elocuentes: la deuda interna se incrementó a $ 2.068 millones y el déficit del presupuesto habría de llegar también al récord del decenio: a menos 6,5%.

Para aumentar las calamidades, el 4 de agosto (6 días antes del cambio de gobierno) un terremoto de 7,1 grados, frente a Bahía de Caráquez (Manabí) y con epicentro en el poblado de Canoa, dejó el saldo de un muerto, un centenar de heridos y alrededor de 200 edificaciones con daños en su estructura.

Este fue el escenario general sobre el que actuaría el régimen entrante, el del democratacristiano Jamil Mahuad Witt. Este político se había hecho un espacio en el espectro nacional, sobre todo a partir de su gestión como alcalde de Quito. Pero también tuvo presencia en las calles, cuando se desencadenaron las graves protestas sociales que precedieron a la caída del expresidente Abdalá Bucaram.

De modo que el panorama era desalentador en lo económico y poco auspicioso en lo político para el próximo gobernante. Por lo demás, el mandatario entrante se acogía a las nuevas reglas del juego político del país, pues al comienzo de su gestión se puso en vigencia una nueva Constitución. (I)

El hecho relevante

Oswaldo Hurtado, como gran padrino, impulsó la carrera de Mahuad; luego ambos se distanciaron

Procedente de un hogar de inmigrantes libaneses y alemanes que establecieron un negocio de telas en Loja y Guayaquil, el 29 de julio de 1949 nació Jamil Mahuad Witt, quien se convertiría en el noveno Presidente de la República -luego del retorno de la democracia al país en 1979- y uno de los más polémicos y cuestionados en la historia del Ecuador.

Con sus padres, Jorge Antonio Mahuad Chalela (de origen libanés) y Rossa Witt García (de ascendencia alemana), vivió en Loja hasta los 15 años. Ahí realizó sus estudios en los colegios La Salle y Abdón Calderón. Los secundarios los completó en el colegio jesuita San Gabriel de Quito; los universitarios, en la Universidad Católica de Ecuador (PUCE), donde en 1973 se licenció en Ciencias Políticas y luego obtuvo el doctorado en Jurisprudencia.

Su vinculación con la política se produjo a los 21 años, cuando ingresó a trabajar como secretario particular del entonces ministro de la Producción, Vicente Burneo. Fue ahí que conoció y se familiarizó con los asuntos de la administración estatal.

Burneo le acercó a la Democracia Popular (DP), partido al que se integró formalmente en 1981, donde conoció y se ganó la confianza del entonces presidente de la República, Osvaldo Hurtado Larrea, quien lo incorporó a su equipo de colaboradores, primero como gerente de Enprovit, y entre 1982 y 1984, como ministro de Trabajo.

En 1986 fue electo diputado por Pichincha; en 1988 sufrió una agresión en el Congreso por parte de familiares y seguidores de Abdalá Bucaram Ortiz. Ya designado titular de la DP, se presentó a las elecciones presidenciales, en las que obtuvo el quinto puesto. Como consecuencia de estos resultados, Mahuad Witt logró una beca para estudiar en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, School of Goverment de Harvard, ahí obtuvo la Maestría en Administración Pública.

Regresó a Ecuador en 1990 y fue elegido como diputado por Pichincha hasta 1992, año en que se postuló como alcalde de Quito. Le ganó a su rival político Fabián Alarcón; 4 años más tarde, en mayo de 1996, resultó reelecto frente a Federico Pérez.

En marzo de 1997 viajó a Barcelona, España, para asistir a una conferencia del BID; allí sufrió un derrame cerebral que le causó una parálisis parcial.

Luego de reponerse, el año siguiente se presentó como candidato presidencial de la DP. Triunfó ante su contendor, Álvaro Noboa Pontón. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 21 Noviembre 2016 07:55

Google Adsense

Google Adsense