Dios les pague por las frutas

- 12 de Enero de 2017 - 00:00

Bien cargado salió ayer Paco Moncayo del centro de abasto de Cuenca. Los comerciantes le obsequiaron una canasta de frutas que lo hizo ‘brincar’ en un pie: “Mis cholos y cholas, cuánta generosidad. Dios les pague”, escribió en su cuenta de Twitter. (I)

Últimas noticias