Carrasco se puso la casaca roja

- 23 de noviembre de 2016 - 00:00

El prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, dejó ayer la política por un momento; se vistió de bombero para ayudar apagar los incendios. A través de las radios de Cuenca hizo saber que estaba en los cantones de Nabón y Oña, desde donde pidió ayuda para sofocar los siniestros. En esa zona está su fuerte político. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: