Viernes, 27 Enero 2017 00:00 Politiko 2017

Lasso y Viteri pugnan por el segundo lugar

Los aspirantes al podio presidencial se lanzaron acusaciones durante el debate de la Cámara de Comercio.
Los aspirantes al podio presidencial se lanzaron acusaciones durante el debate de la Cámara de Comercio. Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

El debate presidencial ahondó las diferencias entre los candidatos de derecha. Tres aspirantes criticaron la cita.

Redacción Política

El segundo lugar en las preferencias electorales está en disputa entre Cynthia Viteri (PSC-MG) y Guillermo Lasso (CREO-SUMA). A tan solo 24 días de las Elecciones Generales del 19 de febrero de 2017 se han encendido las acusaciones bilateralmente.

Las primeras balas vinieron de la candidata socialcristiana en el debate de la Cámara de Comercio de Guayaquil, organizado el pasado 25 de enero. Esa noche señaló que su contendor se contradice al decir  que generará empleo, pero cuando estaba al frente del Banco Guayaquil despidió a cientos de empleados.

“Aquí están los papeles del Banco de Guayaquil que demuestran que ustedes despidieron a cerca del 10% de su personal. El Presidente de la República no debe ver a la gente como cosas, la gente tiene alma y sentimientos. Esas familias quedaron en la calle”, reclamó.

El líder de CREO fue designado en 1994 como Presidente Ejecutivo del Banco Guayaquil. El 7 de mayo de 2012 anunció en redes sociales que ya no presidía más el directorio de la institución financiera porque se dedicaría a la Fundación del Barrio. Sin embargo, sigue siendo uno de sus principales accionistas.

Lasso, por su parte, enfatizó al inicio que se abstendría de atacarla o defenderse de las acusaciones porque ella “no es la enemiga del Ecuador”. Pero luego no se contuvo y afirmó que las cifras que mostró su contendora corresponden a una página de Facebook del Municipio de Guayaquil, que impulsa la campaña de Viteri y lo ataca.

El debate transcurrió y, en otra de sus intervenciones, la candidata socialcristiana volvió a arremeter contra Lasso al asegurar que él había financiado la primera campaña electoral de Rafael Correa. El líder de CREO respondió: “Yo me cansé de esperar a los políticos que rehuyeron su responsabilidad, por eso estoy aquí para enfrentar los problemas del Ecuador, sacarlo de la crisis y generar un millón de empleos en 4 años”.

El ataque que recibió Lasso sí le dejó un mal sabor. Ayer, durante un encuentro con estudiantes en la Escuela Superior Politécnica del   Litoral (Espol), aseguró que todas las críticas en su contra responden a que él es el “candidato favorito al que todos quieren achacar”.

“Fui al único que le dieron 8  veces la opción de réplica porque los otros candidatos me aludieron directamente en 8 ocasiones”.

Otra de las aspirantes que se considera “favorita” es Viteri. Ayer señaló, en una rueda de prensa, que las acusaciones hacia el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, responden a su permanente subida en las preferencias electorales. “Nosotros ya estamos en la segunda vuelta y por eso ustedes entenderán la serie de ataques por todo lado”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se pronunció ayer en torno al encuentro político de la Cámara de Comercio y rechazó uno de los temas abordados: Mercado laboral.

“Tratar el trabajo humano y los salarios exactamente de la misma manera que el mercado de papas, nos muestra la pobreza del debate, y lo que está en juego el próximo 19 de febrero”, manifestó.

Según la encuestadora Market, el 29% de los ecuatorianos observó el debate presidencial. El ganador, dice, fue Viteri, con el 42.18%; seguido de Lasso, con el 33.84%. (I)

-----------------------------

En el evento, dicen, hubo inequidades

El Debate 2017 recibió críticas de los aspirantes

El candidato por FCS, Iván Espinel, fue uno de los participantes que más puso en escena a Lenín Moreno. En su discurso, de manera constante, se refería a él como “el candidato ausente”.

No obstante, ayer criticó a los demás aspirantes a la Presidencia de la República porque enfatizó que “lo que hizo la política tradicional solo fue atacar y decir más de lo mismo para seguir dividiendo al país y no sustentó bien sus propuestas”.

Espinel, por dos ocasiones, arremetió contra Guillermo Lasso al señalar que “la corrupción es el reparto de la política tradicional, pues anticipadamente, ya está nombrando ministros”.

El aspirante por FE, Abdalá ‘Dalo’ Bucaram Pulley, en cambio, se mostró como el moderador al pedir a los otros candidatos que dejasen de pelear y que se enfocaran en sus propuestas.

Paco Moncayo, postulante por el Acuerdo Nacional por el Cambio, se mostró ayer jocoso al colgar una fotografía con una caricatura y asegurar que él no se duerme ni se durmió en el encuentro político de la Cámara de Comercio e, incluso, afirmó que estará en segunda vuelta.

Demostró ayer su desacuerdo en torno a que solo tenían un minuto y medio para desarrollar las ideas. Esto, a su criterio, dificulta la participación y más aún cuando “en lugar de debate hay concursos de barras de las dos candidaturas que se tomaron el espacio (CREO y PSC)”.

Patricio Zuquilanda (PSP), en cambio, denunció que “a nuestros invitados no se les permitió acceder. Solo accedieron los simpatizantes de Cynthia y Lasso”.

Para Washington Pesántez, candidato por la Unión Ecuatoriana (UE), se necesita profundizar más la discusión en los debates porque el miércoles pasado solo se abordaron temas generales. Además, rechazó que se haya permitido tanto proselitismo. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO