Martes, 31 Enero 2017 00:00 Politiko 2017

Análisis

Las ‘líneas rojas’ de Lasso: una táctica para decir lo que se quiere sin responder lo que se debe

Las ‘líneas rojas’ de Lasso: una táctica para decir lo que se quiere sin responder lo que se debe

El candidato de CREO fue al programa ‘Hora 25’ de Teleamazonas. Blindó las preguntas incómodas y dijo lo suyo. Es su estrategia en la campaña electoral.

Redacción Política

“Los periodistas tienen que exprimir al candidato”. Palabras más, palabras menos, con esta reflexión empezó su intervención el presidenciable de CREO, Guillermo Lasso, en Hora 25 de Teleamazonas, el pasado 29 de enero.

El candidato habló bastante (no necesariamente temas de calado), mientras el periodista preguntó, y cuando alguna inquietud llevó cierto condumio para ‘exprimir’ al candidato, enseguida se desvaneció, al tenor de la inapelable respuesta de Lasso: “Yo no cruzo las líneas rojas”.  

Es decir, el candidato de CREO, ante la teleaudiencia, marcó la cancha: él no contesta lo que cree que no debe, y contesta solamente lo que cree que debe.
¿Cómo leer semejante galimatías mediático-electoral? ¿Hubo confusión en el libreto o se quiso evitar algún mal rato, dado que el programa se transmitió en vivo?

En sentido estricto, para disponer de elementos de juicio y explicar al lector su agenda estratégica -más allá de la oferta del millón de empleos en 4 años-, Lasso debió ir al otro lado de su propia frontera; debió traspasar sus líneas rojas. De ese modo, el elector al que tanto apela se habría hecho una mejor idea del porqué de su ruptura con

Jaime Nebot en un momento crítico de la campaña. O se comprendería mejor el anuncio del virtual renacimiento legal de la Unión Nacional de Educadores (UNE), precisamente cuando él está al otro lado de la orilla ideológica de los que el entrevistador llamó, sin pausa, “los chinos”. Así debutó Lasso con la táctica de las líneas rojas. (O)

Etiquetas:

ENLACE CORTO