Jueves, 16 Febrero 2017 00:00 Politiko 2017

Análisis

¿El 'traspié' de Dalo y su familia lo saca del juego?

¿El 'traspié' de Dalo y su familia lo saca del juego?
Foto: Tomada del twitter @Daloes10
Redacción Política

A diferencia de Andrés Páez, Dalo Bucaram dio la cara y explicó lo ocurrido con su hermano y el tío del candidato a la vicepresidencia de AP. Incluso rechazó el acto, condenó a su modo el hecho y viró el sentido, en el mejor estilo político, para sacar provecho de él.

Condenable, la agresión por la espalda a una persona de 67 años pone en entredicho el mensaje y la tónica que quiso dar Dalo a su campaña. Muchas veces enfatizó que su estilo sería el del diálogo, sin ofensas ni agresiones. Algunas personas valoraron eso y le creyeron. Pero su hermano lo acabó de una cachetada. La hizo contra su propio hermano en realidad, si pensamos en que en una campaña un hecho de esta naturaleza destroza todo discurso.

Algo parecido a lo realizado por el equipo de “asesores” de Andrés Páez contra un periodista de este Diario, la semana pasada. Él mismo se negó a contestar una pregunta; él que aboga por la libertad de expresión y el respeto a la prensa. La diferencia es que la prensa comercial no dijo nada al respecto y parecería que el hecho nunca ocurrió. El propio candidato a la vicepresidencia de Guillermo Lasso calló. Y el banquero nunca se ha pronunciado al respecto.

Los hechos de esta naturaleza son muy simbólicos. Van más allá de las encuestas y de los sondeos. Ya no basta la lucha contra la corrupción como única bandera y como muletilla para ocultar otros temas de los cuales la ciudadanía quiere respuestas. Paéz no explica las supuestas reuniones en Miami con los Isaías, ni si es verdad que pagó para hackear los correos de Lasso, los contratos de una empresa con el Estado donde habría fraude fiscal, entre otras cosas.

Dalo Bucaram exhibe papeles y supuestos documentos que ya Fernando Villavicencio y Mil Hojas expusieron y hasta ahora no son verificados. Al contrario, del modo que están expuestos generan más dudas que certezas. ¿Son las fuentes y personajes en los que se apoyan Cynthia Viteri y otros medios?

Si una cachetada puede tumbar una carrera política, también es cierto que el silencio de Páez y/o la arremetida de sus “asesores” contra un periodista es de la misma magnitud. Pero claro, sobre el uno hay atención mediática, sobre el otro prima el silencio. (O)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

SERVICIO CNE

Google Adsense