Análisis

Donald Trump se convirtió en el peor jefe de campaña de los candidatos neoliberales

| 26 de Enero de 2017 - 00:00

Lasso y Viteri añoran los TLC con EE.UU.; Trump los está anulando. La búsqueda de otros mercados tampoco calza; Correa ya lleva 10 años en eso.

A plumazo limpio, Donald Trump, presidente de EE.UU., tacha el fundamento del comercio internacional y ensalza un rabioso proteccionismo, que el planeta no había visto desde el siglo XVIII. Y mientras tambalea el aperturismo, credo sagrado de los conservadores del mundo -algo que todos sus feligreses advierten-, los presidenciables neoliberales del Ecuador vuelven su mirada al ombligo.

Trump ya echó al basurero el acuerdo transpacífico, y otros hacen cola, como el primer acuerdo continental de libre comercio, el TLC de EE.UU., México y Canadá.

Guillermo Lasso no deja de machacar. Él quiere más Ecuador en el mundo y viceversa, cobijándose en la añoranza del acuerdo comercial con EE.UU. Pero Trump no concede, por ende, es probable que el candidato de CREO se baje de ese tren y se trepe a otro, sin rumbo claro. Y es más difícil todavía, por el momento y el lugar para decidir: el Ecuador de las elecciones del 19 de febrero.

El antiaperturismo de Trump también sacude la carpa socialcristiana de Cynthia Viteri. Al igual que en filas de Moncayo y Zuquilanda, viejos militantes de los TLC.

Los expertos aconsejarán buscar nuevos mercados. Por ahí tampoco hay salidas; Ecuador ya tiene un acuerdo con la UE, el mayor socio del país tras EE.UU. Encima, al decirlo, endosarían la tesis de Rafael Correa, quien lleva 10 años pregonando el acercamiento con Rusia, Irán, China, Turquía, Corea... Trump, el admirado magnate, se volvió el peor jefe de campaña del neoliberalismo criollo. (O)