Lunes, 17 Octubre 2016 00:00 Politiko 2017

Discurso de Lenín invita al diálogo y a seguir la ruta

El candidato de Alianza PAIS Lenín Moreno se dirige a los asistentes en el coliseo cerrado Voltaire Paladines Polo, en la ciudad de Guayaquil.
El candidato de Alianza PAIS Lenín Moreno se dirige a los asistentes en el coliseo cerrado Voltaire Paladines Polo, en la ciudad de Guayaquil. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

En Guayaquil, el candidato de PAIS alertó que se necesitan solo 3 minutos para destruir lo construido durante 10 años.

Redacción Política

“Son dos liderazgos distintos, pero están por el mismo camino”. Con esta frase Nelson Fuentes, dirigente campesino, hace una lectura particular sobre el discurso del precandidato por Alianza PAIS Lenín Moreno, al establecer un paralelismo con el del mandatario Rafael Correa.

Fuentes fue uno de los miles de ciudadanos que estuvieron el jueves de la semana pasada en el encuentro ciudadano que organizó la Unidad Revolucionaria del Guayas (URG), en Guayaquil. Se efectuó en los exteriores de la sede de la central política de PAIS del distrito 2. La mayoría de convocados eran militantes de la parroquia Tarqui y Pascuales.

En los casi 20 minutos que dedicó Lenín para dirigirse a los asistentes, esbozó de manera general el trabajo efectuado por el gobierno de la Revolución Ciudadana, desde la obra pública hasta la recuperación de la autoestima del ecuatoriano y, que en esta nueva etapa, llamó a los militantes a aunar esfuerzos para continuar el camino avanzado. Para fortalecer sus expresiones, se acompañó del tema ‘Caminante no hay camino’, de Joan Manuel Serrat.

En esa cita, la dirigente María de los Ángeles Duarte aclaró a quienes asistieron que no era un mitin político, pues aún no inicia la campaña. De tal forma que el encuentro, como lo llamaron los organizadores, no duró más de 30 minutos, en lo que hubo breves intervenciones del vicepresidente, Jorge Glas, quien será el compañero de fórmula de Lenín.

Para Fuentes, el discurso de Correa es distinto porque, a su criterio, en su caso le tocó impulsar en sus comienzos una campaña en medio de un momento de crisis política  y social que afrontaba el Ecuador, en donde había contradicciones profundas. “Ahora las condiciones son diferentes, existe estabilidad entre la sociedad a pesar de la difícil situación económica, pero el ecuatoriano tiene claro el rumbo que debe tomar”, manifestó.

Ese mismo discurso fue el que utilizó el precandidato al día siguiente, en el coliseo cerrado Voltaire Paladines Polo, ante una concurrencia que copó el escenario.

Hasta enfatizó en una frase: “para construir se necesitan 10 años (haciendo referencia a todo lo logrado en el tiempo de duración del gobierno de su coideario Rafael Correa), tal vez 15, 20 o 30 años quizá, pero para destruir, como el terremoto en Manabí y Esmeraldas, se necesitan solo 3 minutos, eso no lo vamos a permitir”, enfatizó en ambos momentos. Eso aumentó el júbilo de los concurrentes.

“Los liderazgos nacen de las personas”, sostiene Diane Rodríguez, otra asistente al encuentro con simpatizantes del candidato de PAIS.

Para Rodríguez, quien es la presidenta de la Federación Nacional de Organizaciones LGBTI, Moreno invitar a los ciudadanos a unirse para otro momento del país, a construir y aunar esfuerzos para salir de este momento de recesión; “por eso invita al diálogo con las personas y abre sus manos”, dijo. Pero aclara que esa apertura no será con quienes, a su modo de ver, “buscan  que todo vuelva al pasado, a retroceder todo lo que se ha avanzado”, por ello es que extiende la invitación, incluso con quienes  puedan pensar distinto, pero que tengan como finalidad la continuidad del camino.

“Y esa invitación que efectúa Moreno la hace también con los jóvenes”, sostiene Eduardo Vásquez, sobre todo cuando se refiere a la juventud como el elemento renovador.

Asegura que las expresiones de quien fue el Vicepresidente en la primera etapa del gobierno de Correa refrescan un poco el momento que se vive en el país, más aún porque destaca los avances pero también habla de la autocrítica, de mejorar lo que hay que corregir, pero hace énfasis en consolidar un proceso que empezó hace 10 años.

Lenín ha sido parte de ese proceso y su trabajo es reconocido no solo en el país. Ayer viajó a Honduras, donde fue condecorado por su defensa de los derechos e inclusión de personas con discapacidad en el rol que cumplió en la ONU, y por su apoyo para implementar el plan de atención a personas con discapacidad “Honduras Para Todos”. En el Salvador, en cambio, le entregara el Doctorado Honoris Causa. (I)

ENLACE CORTO