Domingo, 05 Febrero 2017 00:00 Séptimo día

San Valentín despierta el talante emprendedor

Fruta Golosa lleva 4 años en el mercado quiteño y 8 meses en el guayaquileño. El emprendimiento surgió en una casa y hoy se proyecta a destinos extranjeros.
Fruta Golosa lleva 4 años en el mercado quiteño y 8 meses en el guayaquileño. El emprendimiento surgió en una casa y hoy se proyecta a destinos extranjeros. Foto: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

En vísperas del Día del Amor y la Amistad los negocios muestran sus mejores productos para conquistar a un público que está en la búsqueda constante de innovación. Los arreglos con frutas y chocolates, desayunos a domicilio, artículos personalizados y la participación de mimos ya cuentan con reservas para la ocasión. Sus costos varían desde $ 20 hasta $ 40. Detrás de cada detalle hay mano de obra ecuatoriana.

Diana Holguín Rodríguez

El 14 de febrero es el primer pico en ventas del año luego de la Navidad. Diferentes emprendimientos ecuatorianos ya están listos para complacer a los clientes que buscan detalles especiales para esta fecha.

Karen Mora incursionó en el mercado con Pink and Yellow, en septiembre de 2015. Al principio dedicó su negocio a enviar buqués personalizados con chocolates y cervezas, pero pronto encontró en los desayunos sorpresa un potencial mercado que hoy es su fuerte.

Mora ha utilizado las redes sociales para promocionar su trabajo y exhibir la variedad de pedidos que puede ofrecer de acuerdo a las preferencias de los consumidores. Por ejemplo, presenta 4 menús de desayuno, que, de acuerdo al gusto del cliente —light o no—, pueden contener cakes, wafles, pancakes, frutas, jugos y chocolates.

En días rutinarios, Mora revela que entrega hasta 10 pedidos, pero basada en su última experiencia, San Valentín superó 7 veces esa cantidad y este año espera concretar los 100 pedidos, que cuestan desde $ 40 más el servicio de envío.

El informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM), un proyecto mundial que mide el emprendimiento y diversos indicadores relacionados, señala que el Índice de Actividad Emprendedora Temprana de Ecuador (TEA) es de 33,6%, es decir que 1 de cada 3 adultos en el país ha desarrollado actividades relacionadas con crear un negocio o ya tenía uno que no superaba los 42 meses de existencia.

Además, indica que en la tasa de emprendimiento por necesidad, Ecuador tiene 30,6%, lo cual lo sitúa por encima del promedio de América Latina (28,3%).

Antes de emprender, Mora, de 30 años, trabajó durante 10 en una agencia bancaria en el área de ventas, y asegura que ahora sus ingresos le permiten trabajar independientemente.

Además, emplea de forma indirecta a proveedores, como un ebanista que elabora las bases de madera para servir los desayunos; una persona que hace minitortas; otra que realiza trabajos con fómix, otra que le entrega flores y quienes reparten los pedidos.

Karen Mora es la propietaria de Pink and Yellow, negocio dedicado a dar servicios de desayunos y buqués a domicilio. La mayoría de los productos que utiliza son ecuatorianos. Foto: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

De la misma forma, Fruta Golosa, posicionada en el mercado quiteño hace 4 años y en Guayaquil hace 8 meses, emplea a 14 personas, según el administrador nacional de la empresa, Wilson Quinaluisa.

La marca nació como un emprendimiento en la casa de su propietario, Juan David Ramos, con diseños artesanales de dibujos sobre chocolate con una base de frutas.

Precisamente, los chocolates, al igual que los perfumes y las flores, son los que generan mayores gastos en esta época, según la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de 2012.

Fruta Golosa, en su página web, actualmente dispone de 50 diseños y para los próximos 13, 14 y 15 de febrero prevé superar en 10% las ventas, con relación al año anterior.

Quinaluisa sostiene que a diario alcanzan hasta 50 pedidos en Quito, mientras que en Guayaquil bordean los 25. Los pedidos se realizan hasta con 3 horas de antelación y cuestan entre $ 21 y $ 32.

“Queremos que la marca llegue a Colombia y Perú. Después de febrero vamos a lanzar nuevas promociones y a refrescar las líneas de Fruta Golosa”, refiere Quinaluisa, de 25 años.

La línea de emprendimiento, movida en estos días por la celebración del Día del Amor y la Amistad, involucra a la generación del milenio o también llamada generación Y (nacidos entre 1980 y 2000).

Un estudio del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sustentable de Ecuador (Cemdes) destaca que 1 de cada 3 ecuatorianos forma parte de este grupo y que el 51% considera al emprendimiento como su opción para ganarse la vida, por encima de trabajar para el Gobierno, una ONG o empresas privadas o familiares.

La machaleña Ivanna Fadul tiene 27 años, es diseñadora gráfica y emprendió su negocio desde 2014 para la temporada de San Valentín. Daiva Design, se dedica a pintar a mano jarros, platos, copas, portarretratos y almohadas, que oscilan entre los $ 25 a $ 35.

“Inicié publicando fotos en Instagram y luego en Facebook. Para esa fecha tuve aproximadamente 20 pedidos y me demoré alrededor de 5 días en hacer cada detalle”.

Ahora —señala— tiene más destreza y a diferencia del primer año sus pedidos se ven duplicados con envíos que llegan a ciudades como Cuenca, Guayaquil, Machala, Quito, Esmeraldas y Loja.

Los productos de Daiva Design son pintados a mano. Colocan imágenes de personas sobre jarros, copas, portarretratos y almohadas. Se venden en varias ciudades.

Luis Cabrera, de 24 años, también se prepara para una larga jornada el próximo 14 de febrero. Con su marca Mimo Love presentará shows desde las 06:00.

“Llevamos cartelitos con frases personalizadas, se interactúa con la persona a la que se le va a hacer la entrega de tal manera que se sienta impactada. Tratamos de que sea en un lugar público para generar esa impresión”, explica Cabrera.

A través del servicio realiza la entrega de regalos que los clientes deseen enviar. Aunque desde hace un año cuentan con una submarca: Ideas love para adicionar detalles, como snacks, peluches, globos con helio y frutas con chocolates.

En días normales las entregas mínimas llegan a 2, pero en San Valentín superan las 24 en distintos puntos de Guayaquil, con costos que van desde los $ 40.

Cabrera, al igual que los demás emprendedores en este campo, considera que se avecina la mejor época del año y espera que las ganancias sean una base para seguir ampliando los servicios. (I)

Luis Cabrera trabaja desde hace 7 años como mimo, pero hace 3 impulsó su propio negocio con Mimo Love. En San Valentín sus shows se incrementan 6 veces. Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

DATOS

Los ecuatorianos gastaron $ 1’544.167 en bombones, flores y perfumes en febrero de 2012, según el INEC.

Quienes más gastan en chocolates son jefes de hogar, casados, con $ 103.490.

Los hogares en los que los jefes de hogar están entre 50 a 64 años de edad gastan $ 16.287 en flores.

El Índice de Actividad Emprendedora Temprana tuvo 25,9% de negocios nacientes y 9,8% nuevos en 2016. (I)

ENLACE CORTO

Especial

Especial

Especial multimedia

Especial multimedia

Publicidad

Promo-galeria