Los orgasmos fingidos ¿por qué mentir?

- 20 de Agosto de 2017 - 00:00

Hay quienes elevan el placer ajeno sin esperar nada a cambio.

A la hora del sexo, tanto hombres como mujeres pueden fingir los orgasmos y la razón parece sencilla: es porque, probablemente, están convencidos de que no lo van a sentir y no desean que su pareja piense que se sienten insatisfechos o que son incapaces de vivir esa experiencia placentera.

El autor del libro Sexualidad masculina: ¿hombres o titanes? (Al-Garaia), confirma que uno de los problemas es la falta de deseo masculino.

“En numerosos casos, ellos sienten demasiado la presión. A muchos hombres les choca que una mujer pueda tener más ganas de sexo que él. Todavía se agarran a su papel tradicional y están un poco desconcertados”.

Arthur Miller, adelantado a su tiempo, ya lo dijo: “Los hombres temen el sexo más que las mujeres. Cuando se habla de las relaciones sexuales, hay una verdad casi indiscutible: el varón siempre quiere acostarse por placer”.

En alguna ocasión, el cómico estadounidense Billy Cristal, una vez en broma dijo: “las mujeres necesitan una razón para tener sexo. Los hombres solo necesitan un lugar”.

También se ha demostrado que en ocasiones los hombres buscan sexo para sentirse queridos y, al mismo tiempo, para asegurarse que la relación sigue funcionando. En muchas ocasiones lo hacen para comprobar que a pesar de las discusiones y los problemas, la relación no peligra. Muchos varones utilizan el sexo para equilibrar carencias. 

Para Sergio Pérez, terapeuta de parejas, las dificultades para el orgasmo pueden darse de forma generalizada o situacional. Es decir, una mujer puede tenerlos con la masturbación y no en pareja, o en su día, pero ahora, por algún motivo, ha dejado de sentirlos.

Una situación muy común en pareja es que ella sufra de lo que se llama anorgasmia coital. Es decir, que tenga dificultades para alcanzar el orgasmo con la penetración, sin ninguna estimulación clitoridiana. Esto pasa entre el 50% y el 70% de las veces.

Para potenciar el placer hay diferentes métodos, como abrir los pulmones y modular nuestra respiración.

Incluso, hay quienes aseguran que el superorgasmo es posible gracias al sexo tántrico. Para obtener el mejor orgasmo lo primero que debemos preparar es nuestra mente. Si tenemos la cabeza puesta en otra cosa, nunca conseguiremos tener relaciones sexuales plenamente satisfactorias.

La meditación nos ayuda a tener mejor sexo

Clara Sánchez, psicóloga, sostiene que la incapacidad de dejarse llevar es una de las grandes trabas para disfrutar de las relaciones sexuales en su plenitud.

Una de las técnicas más efectivas es la meditación, la cual  también nos enseña a focalizar la atención y detener el molesto flujo de pensamientos intrusivos que nos impiden abandonarnos y entregarnos ciento por ciento al placer.

Datos

- Hay sexólogos que aseguran que estar más relajados contribuye a mejorar las relaciones sexuales. Aunque en momentos, hay ausencia de deseo, de excitación o incluso de orgasmos.

- Uno de los secretos para conseguir mejor sexo y conseguir satisfacción a plenitud es dirigir adecuadamente la energía sexual, aprender a liberar las tensiones del trabajo y relajar los músculos para tener un mejor control sobre ellos. Así se logra mayor sensibilidad erótica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: