Los estudiantes no siempre evalúan el contenido de la Red

- 18 de diciembre de 2016 - 00:00
Foto: internet

Una de las páginas más consultadas es Rincón del Vago, un sitio web que más de una vez ha sacado de apuro a los alumnos.

Cada vez que los estudiantes acceden a la Red con fines educativos pueden descargar una serie de documentos que, de alguna manera, les ayudan a complementar sus horas de estudios. Es así que muchos jóvenes confían en lo que hallan en la gran autopista de la información, pero, según Jaime Castro, especialista en nuevas tecnologías, una de las características  de la información de Internet es que antes de ser publicada no ha sido sometida a un proceso de evaluación de su fiabilidad, validez y calidad, es decir, que suele ser publicada en Internet sin mediación. Esto hace que el contenido al que acceden los estudiantes no siempre sea fiable.  

Según el estudio ‘¿Cómo evalúan la información de Internet los estudiantes universitarios?’, hay estrategias que ellos suelen diseñar para evaluar la información que buscan en Internet, y suelen estar más interesados en la cantidad de información que  en la calidad.

Además, parece que una inadecuada evaluación de la información y sus fuentes produce efectos negativos en los procesos de aprendizaje de los estudiantes. Otro dato revelador es que cuando los estudiantes buscan y evalúan información de Internet para hacer trabajos académicos su objetivo no suele ser buscar contenido fiable y creíble, sino ajustarse a lo que les pide el profesor.

Al mismo tiempo, hay estudiantes que consideran que es un valor positivo saber evaluar información de una manera crítica y son conscientes de que no es una actividad fácil y que requiere conocimiento y dedicación. Uno de los sitios más consultados es EL Rincón del Vago,  un sitio web que más de una vez saca de apuros a los estudiantes.

El Rincón del Vago es una de las webs más populares. De hecho, en la actualidad dispone de 120 mil archivos en la base de datos. Quienes diseñaron esta página web indican que ni la Encarta, desarrollada por la compañía Microsoft, ni la Wikipedia que aparecería en 2001 eran tan efectivas a la hora de hallar un trabajo que entregar deprisa.

No obstante, si en algo puede fallar El Rincón del Vago al estudiante perezoso es, precisamente, en lo mismo que la autodenominada enciclopedia libre: la calidad de su contenido.

Con un reducido equipo de editores, no es posible atender   todas las materias consultadas, según lo revela un artículo publicado en el Diario.es.

Sin embargo, si al día de hoy no hay más trabajos alojados en la web es porque primero los revisan. No en lo que a su calidad o a sus referencias atañe, pero sí analizan otras cuestiones como que el trabajo se corresponda con lo que los usuarios aseguran haber enviado o que no se trate del simple plagio de un libro de texto. “Más allá de velar por su imagen o sortear las acusaciones de plagio, el proyecto tuvo que enfrentar  un reto aún mayor: la definición de un modelo de negocio”, sostiene el artículo publicado en el Diario.es.

Hoy en día, El Rincón del Vago cuenta con un equipo de 8 personas (2 en Salamanca, una en Madrid, 3 en París y 2 en México D. F.) cuyos sueldos, desde luego, no podían salir de los bolsillos de los estudiantes que acuden a la web en busca del trabajo que les salve del suspenso. La filosofía de este servicio ha sido siempre ofrecer el contenido de forma gratuita.

Además, la rentabilidad de El Rincón del Vago depende de los ingresos publicitarios. Es así que el 100% de los ingresos se deben a patrocinios o banners. Para Mario Andrade, especializado en tecnologías digitales, cada vez surgen nuevas herramientas que ayudan a identificar si el contenido fue sustraído o no de Internet.
Según explica esto es posible averiguar de una manera sencilla: se toma una frase del texto, se copia y se pega en el buscador de Google, pero entre comillas.

Al mismo tiempo, esto hace que el sistema busque dicha frase exacta y literal en Internet. Si aparecen textos con esa frase exacta, se determinará el plagio. Pero hay servicios en Internet que se dedican a buscar plagios de textos. Uno de ellos es Plagium (www.plagium.com). (I)

Punto de vista

Marco Jarrín, gerente General de Omnisoft

Ecuador

"El profesor debe guiar a los estudiantes"

Son contados los jóvenes que tienen conocimiento y experticia para filtrar la información que se encuentra en Internet. Es importante que los docentes entreguen a los jóvenes estudiantes una lista o catálogo de los sitios donde pueden encontrar información respecto a las tareas y actividades que realizan durante sus clases, porque no toda la información encontrada en la web es confiable y veraz.

Por otro lado, la filosofía  con la que fueron concebidos sitios como El Rincón del Vago es realizar el mínimo de esfuerzo para obtener el máximo de rendimiento.

Una de las principales razones por las cuales tiene éxito es su forma de organizar los temas y tópicos y la facilidad para encontrar lo que el usuario busca.

Uno de los aspectos más importantes en la búsqueda de información en la Red es identificar los componentes o elementos principales en la temática buscada e identificar las palabras claves que la describen.

Otro de los aspectos a considerar es que si se incluyen palabras en inglés, se tendrán mejores resultados en la búsqueda, pues la mayor parte de información y documentos están escritos en este idioma.

Es importante indicar que muchos de los motores de búsqueda existentes soportan operadores lógicos como AND, OR, NOT, los operadores +,-, NEAR para incluir o excluir palabras.

En este sentido, recomiendo el uso de metabuscadores, porque son herramientas que no tienen bases de datos propias, sino que se encargan de retornar los resultados de otros buscadores. Además, sin duda, es una forma más útil y eficiente de encontrar lo que cada persona está buscando. (O)

Datos

A los alumnos les toma mucho esfuerzo evaluar y seleccionar información, y lo consideran un trabajo complejo.

Hay estudiantes que conocen las buenas prácticas para evaluar información adecuadamente, pero muchas veces no las utilizan porque les exige mucho tiempo.

A la hora de realizar consultas en línea, los estudiantes no suelen contrastar la información que encuentran. Con frecuencia, solo toman el contenido de una página web. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: