Miércoles, 05 Octubre 2016 00:00 Séptimo día

La fe y las artesanías dan vida al santuario del Huayco

La fe y las artesanías dan vida al santuario del Huayco
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Este fascinante lugar de la provincia de Bolívar es ideal para el turismo religioso y la compra de ropa hecha de fibras vegetales

Carlos Novoa

Las leyendas en las que se relatan singulares y curiosos datos sobre la creación y fundación de las parroquias y cantones, son toda una tradición en las provincias de la Sierra centro.

Patate (Tungurahua), Pujilí (Cotopaxi), San Jacinto (Pastaza) y Alausí (Chimborazo), son solo algunas localidades de la región que cuentan con sus propias fábulas en las que se combinan folclore, mestizaje, sincretismo espiritual, gastronomía y otros importantes elementos culturales.

Bolívar, la provincia más pequeña del Ecuador, no es la excepción. En las principales plazas y parques de Guaranda, Chillanes, Caluma, Las Naves y San Miguel y otros cantones, los ancianos cuentan a las nuevas generaciones las historias más pintorescas y peculiares sobre los orígenes de estas ciudades.

En el cantón San José de Chimbo, ubicado a 20 kilómetros al sur de la capital bolivarense, existe una leyenda por demás interesante sobre la creación de uno de los santuarios más importantes del país. Se trata del Santuario de la Virgen del Huayco, al que cada año acuden creyentes del país en septiembre, mes en que se celebra la fiesta en honor a la santa.

Además del turismo religioso, El Huayco, ubicado en una quebrada de la Magdalena, del cantón Chimbo, ofrece senderos ideales para los aficionados al trekking, miradores y reservas forestales en las que aún se puede respirar aire puro y observar varias especies de aves.

Leyenda

Una triste y a la vez esperanzadora historia explica el origen del Santuario. Según textos antiguos y una imperecedera tradición oral, el 8 de septiembre de 1708 Luz María Chela, una joven descendiente de los caciques Chela, oriundos del lugar, fue golpeada brutalmente por su madre, quien sospechaba que su niña de 13 años tenía un romance a escondidas. A diario la muchacha bajaba a la quebrada del sector a pastar las ovejas de su familia, donde había encontrado a una mujer que se convirtió en su mejor amiga.

La golpiza provocó traumatismos en todo el cuerpo y la rotura de la cabeza. La chica corrió al bosque y luego retornó sin marcas de violencia. Sus padres, sorprendidos, exigieron explicación y Luz María contó que su amiga del bosque la había sanado. Al comprobar de quién se trataba, los padres se encontraron con una imagen de la Virgen.

Fiesta anual

El milagro antes relatado se difundió rápidamente y enfermos de todas partes empezaron a llegar al Huayco para ser sanados. Luego de algún tiempo se construyó la capilla. Cada 8 de septiembre se organiza la fiesta y feria en la que se expone gran parte de la producción del lugar.

“Frutas, verduras, artesanía, mieles, dulces y otros alimentos aquí cultivados y preparados, son vendidos en puestos que se instalan en el camino que lleva al santuario. Allí los turistas admiran las destrezas de los artesanos quienes elaboran pulseras, ropa, sombreros y más prendas de fibras vegetales”, dijo Omar Fiallos, comerciante.

Cerca de allí además existen rutas forestales en las que cada año se adentran principiantes y expertos del trekking. “El lugar es ideal para hacer senderismo, en un ambiente seguro, apacible y delimitado. Los aficionados a la fotografía aviar también llegan al lugar, pues en los eucaliptos suelen anidar quindes, torcazas y palomas silvestres”, dijo Luis Chávez, trotador.

La época festiva se extiende hasta mediados de octubre, tiempo durante el cual se puede degustar, por ejemplo, el cuy asado, las habas con queso y más platos típicos. (I)

Datos

Cerca de la capilla, además, existe un museo en el que se exhiben fragmentos de madera de los retablos y puertas antiguas. Existen campanas, vasijas, tiestos, piedras de moler, hachas de piedra y otros utensilios dejados como huella de la presencia de etnias locales; entre otras, panzaleos, incas y chimbus.

En otra sección de la galería hay una réplica del manto de Turín, en el que se representan la vida pasión y muerte de Jesús. (I)

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria