Domingo, 27 Agosto 2017 00:00 Séptimo día

Turismo

El turismo comunitario y la cultura étnica fortalecen a Santo Domingo

El turismo comunitario y la cultura étnica fortalecen a Santo Domingo
Foto: Jennifer Ramón

Las visitas al museo y la medicina ancestral no pierden su espacio.

Jennifer Ramón EcuadorTV (ECTV).

Santo Domingo de los Tsáchilas.-

Hablar de Santo Domingo de los Tsáchilas es adentrarse en la ancestral cultura, costumbres y tradiciones, aún muy arraigadas de la etnia que se constituye como ícono representativo de esta provincia.

Quienes conforman la nacionalidad tsáchila cuidan celosamente su patrimonio ancestral, pero también permiten que la ciudadanía la conozca, la aprecie y valore.

Para los viajeros que buscan una opción diferente y alejada del bullicio de la ciudad, existen 7 comunas donde se levantan espacios exclusivos que exponen la riqueza cultural heredada de los antepasados. Estos emprendimientos buscan precisamente rescatar las tradiciones a través de un turismo comunitario responsable.

En la comuna Chigüilpe se encuentra el centro comunitario ‘Tolón Pelé’, ubicado en el kilómetro 7 de la vía Santo Domingo–Quevedo, que abrió sus puertas en 2009. A partir de esta fecha ha recibido a miles de turistas nacionales y extranjeros que se animan a descubrir las costumbres locales.

Este proyecto turístico ofrece hospedaje en rústicas cabañas y alimentación típica como el ‘watsa paka’, que es un pescado envuelto en la hoja de plátano. Al llegar al lugar se emprende un amplio recorrido con la compañía de guías nativos que simulan y explican varios de los oficios ancestrales como la pesca, caza y la molienda de caña.

En el trayecto, a más de conocer lugares mitológicos de la etnia, los turistas pueden admirar la flora típica y varias especies de aves.

En un punto del recorrido se encuentra el mitológico ‘Tolón Pelé’ que en el idioma nativo tsáfiki significa: árbol surgido desde la tierra. Este ejemplar, que tiene una antigüedad de 350 años y 72 metros de altura, es considerado sagrado por las energías positivas que emana.

El turista conoce, en su visita, cómo antiguamente se construían las viviendas típicas e inclusive las camas y cunas para los bebés, hechos a base de caña guadúa y pambil.

El guía explica la ancestral tradición cuando una persona fallecía. Esta consiste en que al cuerpo del difunto se lo dejaba en su casa con sus pertenencias junto a una cruz de chonta, mientras que toda la familia se iba a vivir a otra vivienda.

Al término de la caminata y al retornar a las cabañas se vive una verdadera fiesta cultural, con shows artísticos entonados al son de diversos instrumentos musicales, como la marimba, el bombo y el shaude, que emula el sonido de la lluvia y las cascadas.

Visitantes como Amelia Quintanilla, de la ciudad de Ambato, dicen sentirse cautivados por la belleza cultural que encierra esta etnia. Afirma que luego del trato recibido siempre dan ganas de volver.

Arte y tradición

El Museo Etnográfico Tsáchila, con casi 28 años de existencia, es otro de los atractivos turísticos que impulsa el turismo local y del exterior.

Aquí encontramos una variedad de artesanías, amuletos y bisutería elaborados a base de semillas de algodón, pambil y chonta.

En esta localidad varios grupos ofertan recorridos por senderos que ayudan al contacto directo con la naturaleza.

La medicina ancestral es otro de los elementos preponderantes de la nacionalidad. Este museo cuenta con más de 60 especies de plantas medicinales que son el ingrediente principal para crear una gama de preparados que actúan como relajantes musculares y que alivian las dolencias de la cabeza.

Asimismo, destacan los consultorios chamánicos de la comunidad, donde se realizan rituales de florecimiento, limpias y baños energéticos. Estos espacios están situados bajo tierra en forma de cubículos cubiertos con paja toquilla.

Según Augusto Calazacón, guía nativo del Museo Etnográfico Tsáchila, las limpias son la purificación de las malas energías concentradas por el día a día. “Este ritual le sirve a la persona para desintoxicar su organismo, para purificarse y renovarse. Nosotros utilizamos la ayahuasca, que es una bebida alucinógena”.

Para ser parte de esta experiencia plagada de matices culturales se recomienda a los turistas vestir ropa cómoda, de preferencia deportiva, cargar repelente, y traer consigo muchas ganas de descubrir y explorar mágicos rincones.

La comunidad tsáchila se destaca por la amabilidad de su gente y espera ansiosamente recibir a viajeros de todas partes para atenderlos.

Turismo de aventura

Para quienes gustan disfrutar de actividades mucho más dinámicas y llenas de adrenalina existen otras opciones. Por ser Santo Domingo de los Tsáchilas una provincia con posición geográfica privilegiada, rodeada de bosques tropicales, ríos y cascadas, se convierte también en un lugar idóneo para la práctica del turismo de aventura.

“La oportunidad de practicar deportes extremos es otra de las razones indiscutibles para visitar esta tierra”, indican algunos turistas amantes de la adrenalina en su estado puro.

Previamente, los promotores turísticos de este territorio se han sometido a un proceso de formación y capacitación a fin de brindar un servicio profesional y seguro. Ellos le han apostado a varias actividades extremas como el rafting, tubing, canyoning y otras.

El rafting es uno de los deportes favoritos para muchos y el que mayor demanda tiene. Para su práctica se cuenta con una diversidad de ríos totalmente aptos, entre ellos Toachi, Baba y Blanco. Gracias a estos recursos hídricos naturales también se practica con frecuencia el tubing.

Mientras que el canyoning o comúnmente conocido como ‘descenso de cascadas’ tiene su espacio en la parroquia Alluriquín.

Según Jefferson Jiménez, representante de la operadora turística ‘A pata limpia’, actualmente esta actividad se está fortaleciendo. “Luego de un trabajo en conjunto con operadores de Baños y la Asociación Ecuatoriana de Canyoning y exploración de cañones, hemos equipado un óptimo escenario en las cascadas del Diablo, en el sector Unión del Toachi, con el fin de ofrecer un canyoning profesional”.

Otro de los deportes que resalta Jiménez es el ciclismo, ya sea urbano o de montaña.

El paracaidismo y el parapente se podrían practicar también, pero depende de la situación climática.

El trabajo de los operadores ha sido favorable en este punto del país, puesto que ello se refleja en el índice de visitas de turistas, no solo nacionales, sino también del extranjero que llegan cada fin de semana. (I)

DATOS

Otras opciones de recorrido son el Jardín Botánico Padre Julio Marrero, ubicado en la cooperativa Juan Eulogio Paz y Miño. Se levanta en 10 hectáreas, con hermosos senderos. Aquí hay varias especies de árboles nativos, árboles frutales, plantas ornamentales y flores tropicales.

La comuna San Vicente del Nila es un hermoso rincón del país. Posee atractivos naturales, como ríos y bosques. Además, está la catedral el Buen Pastor, de estilo neogótico. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Sábado, 26 Agosto 2017 14:19

Publicidad

Últimas noticias

Últimas noticias