Domingo, 09 Octubre 2016 00:00 Séptimo día

'El Chapo' conocería el 'infiernillo' en EE.UU.

 La prisión de máxima seguridad Pelican Bay se levanta en Crescent City, en el extremo norte de California, a unos 30 km de la frontera de Oregon.
La prisión de máxima seguridad Pelican Bay se levanta en Crescent City, en el extremo norte de California, a unos 30 km de la frontera de Oregon. Foto: internet / Philip.greenspun.com

Pelican Bay State es una de las peores cárceles de Estados Unidos. 1.500 de sus 3.500 presos están obligados a pasar 22,5 horas por día en régimen de aislamiento. La otra hora y media también la pasan solos en corrales para hacer ejercicio con suelo de concreto. Es la prisión de máxima seguridad más notoria de California. Este sería uno de los destinos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, cuando sea extraditado a este país.

Redacción Justicia

Desde que la Cancillería mexicana autorizó la extradición de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera a Estados Unidos, con base en el criterio de 2 jueces que aceptaron las solicitudes de 2 cortes de distrito de México surgen como posibles residencias para el narcotraficante, 3 prisiones de máxima seguridad americanas.

El 22 de febrero de 2014, Guzmán fue recapturado y encerrado en el centro de máxima seguridad del Altiplano, de donde fugó de forma espectacular el 11 de julio de 2015, pero volvió el 8 de enero de 2016. En mayo de ese mismo año, fue trasladado al penal de Cefereso, en Ciudad Juárez.

Las quejas de maltrato inhumano —hasta psicológico—  del líder del cartel de Sinaloa son continuas. Sus abogados aducen que está enfermo por las condiciones en que se encuentra en la cárcel mexicana. Pero si aquí no se siente cómodo, en las prisiones de Estados Unidos —a las que podría ser destinado cuando se concrete la extradición—, tampoco querrá estar, porque son un ‘infiernillo’, de donde no podrá fugar porque le  costaría la vida, según sobrevivientes de estos sitios.

Pelican Bay es una cárcel californiana que está rodeada de una espesa vegetación, amurallada y con extrema seguridad. Está a 30 kilómetros de Crescent City, al norte de California. En 1989 se talaron 110 hectáreas de bosque espeso para construirla a un costo de $ 277,5 millones. Cuenta con más de 3.500 presos y el sitio recibe el calificativo de ‘infame’ por sus condiciones infrahumanas y abuso extremo. Estudios la sitúan como una de las peores cárceles de EE.UU., dado que la mitad de sus presos están obligados a pasar 22,5 horas por día en régimen de aislamiento. La otra hora y media están solos en corrales para hacer ejercicio en suelo de concreto. A los residentes no se les permite ninguna llamada telefónica, rara vez reciben visitas del exterior y el único contacto que tienen con otros presos es gritando a través de una malla de acero.

La prisión ADX

La USP Florence ADX se encuentra en el estado de Colorado, tiene la fama de ser denominada ‘Alcatraz de las Rocosas’. Se la detalla como la más segura de Estados Unidos y una de las más aisladas del mundo.

Laura Rovner, una reconocida abogada que tiene clientes de su bufete allí, opina que “muchas personas están confinadas en ADX, lo que equivaldría a cadena perpetua, es una especie de muerte en vida”.

Es un gran complejo carcelario vigilado por patrullas fuertemente armadas. Las paredes están cubiertas con alambre de púas. Muchos de los más de 400 reclusos pasan hasta 23 horas solos en celdas de concreto de 2,1 por 3,6 metros, que poseen duchas incorporadas y rampas automáticas para acceder a los patios de ejercitación.

Algunos presos nunca ven a un guardia, prisionero o visitante y suelen estar asignados a esta cárcel a causa de la notoriedad o intentos de fuga de otras prisiones, lo cual hace que ‘El Chapo’ encaje perfectamente, y muchos desarrollan problemas de salud mental. Los intentos de suicidio son comunes. “Allí está lo peor de la clase criminal, quienes no tienen el mínimo respeto por la vida humana”, describen funcionarios en declaraciones al New York Times.

MDC en Nueva York

La prisión más probable para Guzmán sería la Federal Metropolitan Detention Center o MDC, que está en Nueva York, exactamente en Brooklyn.

Se trata de un complejo de máxima seguridad construido en los años noventa del siglo pasado y que tuvo muchos conflictos de intereses por la feroz oposición de residentes y funcionarios.

Es la cárcel de las “celebridades del crimen”. Uno de sus presos fue el expresidente hondureño Rafael Callejas.

Alberga a 3 mil reclusos, incluyendo jefes de la mafia, narcotraficantes y terroristas. Provee servicios médicos y psicológicos y aquellos detenidos que no hablen inglés deben asistir a clases obligatorias de este idioma. Cuenta con celdas rectangulares que tienen literas con colchones magros, un inodoro y un lavabo, una ducha y una pequeña zona de estar de metal.

En estas cárceles están internados asesinos seriales, terroristas, narcotraficantes y delincuentes que representan cualquier tipo de amenaza para otros presos. Son las prisiones ‘Supermax’.

El 26 de septiembre ocurrió la audiencia sobre el proceso de extradición a Estados Unidos de Guzmán sin una resolución en firme y el juez no emite todavía  un veredicto.

Si bien la cancillería mexicana avaló la extradición en mayo de este año, la defensa interpuso 2 recursos de amparo en junio para bloquear la entrega del jefe del cártel, donde es requerido por tribunales de Texas y California por cargos de asociación delictuosa para distribuir cocaína y 1.000 kilogramos de marihuana, por importar narcóticos, por lavado de dinero, posesión de armas de fuego, homicidio y narcotráfico.

El capo obtuvo un amparo provisional para evitar momentáneamente esa extradición. Posteriormente, surgieron acusaciones formales en Nueva York, Illinois, Nuevo Hampshire, Pensilvania, Arizona y Nueva Jersey.

‘El Chapo’, asociado a más de 2 mil homicidios como jefe del cartel de Sinaloa, se encuentra encerrado en la cárcel del Cefereso, asentada en medio del desierto mexicano y fuertemente resguardada. El abogado Refugio Rodríguez apeló a sus estrategias para conseguir un mejor trato a su cliente dentro de la prisión, donde se siente enfermo y violentados sus derechos humanos. Agregó que un juez investiga la situación para determinar si, en realidad, existen actos de tortura, mientras el proceso de extradición camina lentamente. (I)

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria