Domingo, 13 Noviembre 2016 00:00 Séptimo día

Sociedad

El abuso del ibuprofeno eleva el riesgo de infartos cardíacos

El abuso del ibuprofeno eleva el riesgo de infartos cardíacos
Foto: Internet

Este fármaco, al que recurrimos cuando sentimos dolor, puede producir un efecto contrario al deseado.

Andrea Rodríguez B.

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más populares del mundo; se utiliza para tratar la fiebre y para combatir el dolor.

Es un clásico en cualquier botiquín y es considerado un fármaco ‘todoterreno’, al que miles de personas recurren cuando sienten que les duele todo. Esta sustancia química que tiene evidentes virtudes, también tiene un pero: puede elevar el riesgo de sufrir problemas cardíacos.

Sobre este peligro alerta un estudio publicado en el British Medical Journal que abrió el debate sobre la conveniencia o no de recetar este tipo de antiinflamatorios.

Marlene Estrella, médica internista, especialista en salud ocupacional de la Novaclínica Santa Cecilia, explica que de todos los medicamentos antiinflamatorios, el ibuprofeno es uno de los más comunes, pero también del que más se abusa.

La razón para recurrir con regularidad al ibuprofeno es simple: sirve para aliviar el dolor de cabeza, tratar un esguince e incluso para combatir el dolor por artritis. “En las dosis recomendadas es un medicamento noble, pero consumirlo en cantidades excesivas eleva las posibilidades de sufrir ataques al corazón, problemas renales y gastrointestinales”.

Este antiinflamatorio —con más de medio siglo en el mercado— triplica el riesgo de padecer problemas cardiovasculares si se abusa del consumo, como lo advierte la reconocida revista médica The Lancet, la cual sostiene que la administración de dosis altas (iguales o mayores a 2.400 mg/día) se asocia con un mayor riesgo de trombosis arterial, lo que corresponde al consumo de 4 pastillas de 600 mg o a 6 de 400.

Para Guillermo Cisneros, médico internista del Hospital del Seguro Social (IESS), el consumo moderado del ibuprofeno no genera riesgos, pero le preocupa la automedicación.

“Siempre será necesario consultar al especialista sobre cualquier medicamento, porque el ibuprofeno, al igual que cualquier otra sustancia química, conlleva ciertos peligros”. Como indica Cisneros, el ibuprofeno es el antiinflamatorio más recetado en el mundo; se lo prescribe a partir de los 2 años.

“La aspirina fue el primero en este tipo de analgésicos y cada uno tiene sus bondades, pero el mayor problema es que hay personas que los toman por semanas y esto sí va a causar daño cardiovascular”.

El médico considera que los pacientes hipertensos, por ejemplo, no deberían tomar ibuprofeno. De hecho, está contraindicado en aquellos pacientes con patologías cardiovasculares graves, tales como insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica, enfermedades arteriales y cerebrovasculares.

Fernando Montenegro Donoso, médico cardiólogo, precisa que el ibuprofeno y todos los antiinflamatorios que forman parte de esta familia no esteroides o AINE podrían generar complicaciones cardiovasculares en dosis mayores a las recomendadas e incluso en dosis moderadas.

Por eso, el cardiólogo recalca que hay que tomarlo durante períodos breves. La advertencia refleja las crecientes pruebas de que existe un riesgo incluso en el consumo de pequeñas cantidades, según lo afirma el especialista.

De todos modos, el riesgo relativo de infarto y de accidentes cardiovasculares, producto de medicamentos continúa siendo menor que el peligro derivado del tabaquismo, la presión arterial alta no controlada o la obesidad, un problema de salud que afecta a millones de personas en el mundo.

¿Cuál es la magnitud del riesgo?

Hace menos de un año, Peter Wilson, profesor de medicina y salud pública de la Universidad de Emory en Atlanta, Estados Unidos, diseñó un mecanismo para calcular la magnitud del riesgo basado en estudios que él y otros expertos evaluaron.

Los medicamentos de venta libre que tienen las dosis más bajas, probablemente incrementen el riesgo alrededor del 10%. Por otro lado, los medicamentos de venta bajo receta de dosis bajas elevan el riesgo alrededor del 20%, mientras que los medicamentos recetados de mayor nivel de dosis lo aumentan aproximadamente en 50%.

Sobre los peligros asociados, la Administración de Alimentos y Medicinas de EE.UU. sostuvo que su uso extendido es mayor de lo que se creía; por eso tiene que haber buenos motivos para tomarlos y evitar utilizarlos a la ligera. Marlene Estrella, médica, hace hincapié en que el ibuprofeno es un medicamento noble, pero lamentablemente se lo utiliza sin prescripción médica. “Está presente en muchos medicamentos con varios nombres comerciales. Muchos papás lo usan para bajar la fiebre de sus hijos sin consultar antes al médico”.

Para la especialista, la alerta sobre los peligros no apunta de forma exclusiva al ibuprofeno, sino que se extiende también al paracetamol, uno de los fármacos permitidos durante el embarazo. Aun así, su consumo durante la gestación podría estar asociado al nacimiento de niños con problemas de conducta, como lo señala la investigación publicada en la revista International Journal of Epidemiology.

El cardiólogo Fernando Montenegro dice que las personas deben sopesar los riesgos y beneficios de tomar cualquier medicamento, incluyendo el paracetamol. Mientras que el ibuprofeno funciona en 30 minutos, el paracetamol no tiene efecto hasta que hayan transcurrido 45 a 60 minutos después de la primera dosis.

Vinicio Araque, médico cardiólogo del Hospital Metropolitano, en Quito, precisa que el ibuprofeno así como el naproxeno elevan los riesgos de infartos cardíacos y de hemorragias cerebrales, pero recuerda que estos y otros daños al organismo dependen de la dosis y del tiempo que se expone al cuerpo a la acción de estas sustancias químicas.

“Recuerdo el caso de una paciente que tomaba antiinflamatorios 3 días a la semana para aliviar un dolor; lo hacía sin la supervisión de un médico especialista. Con el tiempo, evolucionó a insuficiencia hepática”.

Según Araque, todavía persiste la creencia general de que un antiinflamatorio es un medicamento inocuo sin efectos adversos, que se puede tomar cuando uno quiera.

Si bien los beneficios del ibuprofeno son superiores a sus riesgos, cada vez hay más especialistas que sugieren actualizar la información de su prospecto sobre la relación de la ingesta de dosis altas del fármaco y los trastornos cardiovasculares.

Hay quienes aseguran que los gobiernos han potenciado el uso de antiinflamatorios y analgésicos, porque ayudan a reducir las visitas a las consultas de los médicos y aligeran las urgencias hospitalarias, pero con las nuevas evidencias médicas, es necesario evitar su abuso. (I)

DATOS

Mientras que el ibuprofeno funciona en 30 minutos, el paracetamol no tiene efecto hasta que hayan transcurrido entre 45 y 60 minutos tras la primera dosis.

El ibuprofeno puede trabajar más rápido que el paracetamol, pero tiene efectos secundarios negativos como el malestar estomacal.

El paracetamol no ataca al estómago, pero su consumo excesivo puede ser perjudicial para el hígado. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria