Miércoles, 28 Septiembre 2016 00:00 Séptimo día

El 8,2% de la población de Guayas padece de nefropatía diabética

La Unidad Técnica de Diálisis del Hospital Teodoro Maldonado Carbo recibe a diario 166 pacientes con insuficiencia renal, a quienes se les practica la hemodiálisis.
La Unidad Técnica de Diálisis del Hospital Teodoro Maldonado Carbo recibe a diario 166 pacientes con insuficiencia renal, a quienes se les practica la hemodiálisis. Foto: José Morán / El Telégrafo

Una investigación realizada por una Prometeo de la Senescyt revela que el 20% de los habitantes con diabetes ignora que padecen esta enfermedad.

Silvia Murillo

Johnny Falcones Calderón, de 60 años, acude de lunes a viernes, por 3 horas, al hospital Teodoro Maldonado Carbo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), ubicado al sur de Guayaquil, para aprender cómo hacerse una diálisis peritoneal, previo al implante de un catéter en la zona abdominal.

Hace más de 20 años que él padece diabetes, pero asegura haberse ido del país, a Estados Unidos, sin saberlo.

La enfermedad se la detectaron en San Francisco, California, y fue cuando empezó a tomar las medicinas que le recetó el especialista. En 2006 regresó a Ecuador y cambió su residencia de Esmeraldas, de donde es oriundo, a Guayaquil.

Ocho años después, es decir en 2014, el quebranto que sentía en su salud hizo que buscara nuevamente ayuda médica. Allí le reconfirmaron lo que ya sabía: tenía diabetes, pero su cuadro se agravó, pues se sumó la insuficiencia renal.

“Dejé de tomar las medicinas que me recetaron en Estados Unidos porque me sentía bien. Fumé durante 40 años y también ingerí alcohol. Ahora solo quiero tramitar mi jubilación por enfermedad crónica, porque tengo insuficiencia renal, diabetes y sufrí un paro cardíaco”.

En esa misma casa de salud se atiende Eugenia Valverde Delgado (65). Ella ha vivido 33 años con diabetes y también, debido al daño en uno de sus riñones, producto de la enfermedad, se hace diálisis peritoneal.

Ahora debe someterse a una dieta y, por recomendación médica, solo ingerir un litro de agua al día.

Giovanny Mera Rebutti, jefe de la Unidad Técnica de Diálisis de este hospital, explica que la nefropatía diabética es progresiva e irreversible, ya que afecta vasos pequeños del cuerpo en especial de los riñones, pero también puede ocasionar lesiones en el globo ocular y los miembros inferiores.

El médico precisa que para medir los niveles de glucosa en la sangre de un paciente se basan en los criterios establecidos por la Asociación Americana de Diabetes (ADA).

Mera destaca que de los 316 pacientes que él atiende, a 290 se les practica hemodiálisis y a 26, diálisis peritoneal. “Los 316 tienen insuficiencia renal, de ellos el 75% padece de nefropatía diabética. Del 5% al 10% tienen enfermedades infectocontagiosas como hepatitis B, hepatitis C, VIH; otros son multidrogoresistentes”.

Mientras que en el Hospital Luis Vernaza, el nefrólogo Byron Zúñiga afirma que el 80% de pacientes que atiende padece enfermedades renales.

Para este especialista el problema radica en la alimentación. “Cuando se habla de sobrepeso y mala alimentación siempre piensan en países como Estados Unidos. El pueblo no va a los sitios donde venden las hamburguesas y papas fritas. La alimentación que es de fácil acceso para el pueblo está en las calles, en las esquinas, donde venden cualquier tipo de hidratos de carbono”.

El Ministerio de Salud hace campañas para medir la glucosa en la población. Foto: William Orellana / El Telégrafo

Zúñiga asegura que es el sobrepeso lo que produce diabetes y eso conlleva a otras patologías como la nefropatía diabética. “Acá (refiriéndose al país) no hay comida si no hay arroz; hay personas que después del almuerzo están pensando en el postre; que los domingos salen a comer a la calle”.

Investigación en Guayas

La industrialización y el estilo de vida moderno son 2 factores que, según la PhD Delma Verón, Prometeo de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), han hecho que los casos de diabetes, en especial la de tipo 2, sean más prevalentes, sobre todo en la provincia del Guayas.

La investigadora argentina realiza un estudio basado en la caracterización de la enfermedad: ‘Por qué los ecuatorianos desarrollan la nefropatía diabética’, una patología que tiene su origen en la diabetes.

En junio de este año, la doctora Verón presentó datos actualizados en Nueva Orleans, Estados Unidos, sobre el trabajo que realiza en Guayas.

Las cifras oficiales, según su estudio, demuestran que hay una prevalencia muy alta de diabetes. “Encontramos casi el doble de lo que dicen los organismos internacionales”.

Ella se refiere a que hallaron  16,2% de diabetes en adultos de los cantones que conforman Guayas, cuyas edades fluctuaban entre los 21 y 70 años.

El 16,3%, según la investigación de Verón, presenta prediabetes, “con altas chances de que progrese la diabetes”, y un 8,2% ya tiene enfermedad renal, por nefropatía diabética.

Un factor preocupa a la investigadora. El muestreo detectó que el 20% de personas con diabetes desconoce su diagnóstico.

Los especialistas consultados coinciden en que hay que prevenir la diabetes cuidando la alimentación diaria; evitando los hidratos de carbono, los dulces y las grasas. Foto: William Orellana / El Telégrafo

En la provincia de Los Ríos —asegura— la incidencia es más alta, pero aún no revela cifras, pues el estudio no finaliza. Esmeraldas será la siguiente provincia en la cual la argentina, con su equipo de trabajo, centrará su investigación.

Asimismo, la Prometeo de la Senescyt menciona que en Guayas hay una prevalencia de la diabetes tipo 2. “Esta tiene que ver con que el organismo no puede utilizar la insulina, entonces al no hacerlo, el azúcar o la glucosa aumentan en la sangre; y, cuando esto sucede durante mucho tiempo —más otros factores—, afectan órganos, en especial los riñones”.

La científica dice que cuando se pierde la función renal, la persona debe recurrir a un riñón artificial, a la diálisis o a un trasplante. “Pero en el mundo no alcanzan los órganos y nunca va a ser lo mismo que un riñón nativo”.

Ella define a la nefropatía diabética como una enfermedad crónica ocasionada principalmente por la diabetes. “Por eso de algún modo hay que prevenir el daño renal evitando la diabetes, esa es la clave”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que la nefropatía diabética se origina por las lesiones de los vasos sanguíneos pequeños de los riñones, lo que da paso a la insuficiencia renal, que puede, incluso, llevar a la muerte del afectado. En los países desarrollados, esta es una causa importante para recurrir a las diálisis y a trasplantes renales.

Según los estudios que Verón ha hecho sobre el tema, en el país son cerca de 420 personas por millón de habitantes las que padecen esta patología.

“En Guayas encontramos que más del 30% de personas tiene problemas con la glucosa, de los cuales el 15% es diabético”.

Una enfermedad silenciosa

En 2014, dos alumnos de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (Espoch) realizaron una tesis acerca de la prevalencia de la nefropatía en pacientes diabéticos en esa provincia.

Las conclusiones a las que llegaron luego de haber hecho una muestra con 170 pacientes del hospital del IESS de Riobamba fue una prevalencia del 25%. Sin embargo, el 17% de la patología se presentó en edades entre los 42 y 50 años.

Según el género, 14% fueron hombres y 86% mujeres. Los casos de nefropatía diabética correspondieron el 67% del tipo incipiente, 30% proteinuria y 3% de insuficiencia renal.

Esta investigación finaliza indicando que “existe una prevalencia de nefropatía diabética alta y creciente especialmente en pacientes entre los 51 y 60 años. Se debe llevar un control adecuado del paciente diabético e hipertenso para disminuir la progresión a la nefropatía diabética y mejorar su estilo de vida”.

La doctora Verón precisa que esta enfermedad es propia de las poblaciones vulnerables, “porque se tiene un background genético que complica, no solo por el problema de la diabetes sino que aparentemente también está la cuestión de la prediabetes (glucosa alta en la sangre)”.

Ella coincide con el nefrólogo Byron Zúñiga en que hay un problema en la alimentación y que es necesario que los padres eduquen a sus hijos a la hora de comer.

La Prometeo precisa que tanto la diabetes como la nefropatía diabética son patologías asintomáticas. Con la primera la persona puede vivir años, sin saberlo, y cuando empiezan los quebrantos en su salud, resulta que ya sus riñones no sirven.

“Cuando la nefropatía diabética está en el estadio terminal  (el paciente) necesita de trasplante. Eso significa que el porcentaje de función renal es de 15 mililitros por minuto”.

Para Zúñiga, el trasplante de riñón es un tratamiento que “podría ser definitivo. Simplemente la diálisis es una espera, un soporte, mientras se consigue un riñón, porque es lo más fisiológico que puede haber que una máquina con todos los circuitos. El trasplante de riñón es un método curativo”.

En Ecuador aún no hay una cultura de donación altruista como sí hay en España. Tras la creación de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), España pasó de 14 donantes por millón de población (pmp) a 34,6 donantes pmp. Esto es, de estar en la parte media-baja de los índices de donación en Europa, a tener con diferencia el índice más elevado, no ya de Europa, sino del mundo.

Para el nefrólogo Mera “un riñón trasplantado filtra mejor que una hemodiálisis o diálisis peritoneal; mantiene con mejor actividad socioeconómica al paciente y mayor inclusión social. Cambiamos la vida de los pacientes con un riñón”. (I)

Datos

Según el Ministerio de Salud Pública (MSP), en Ecuador,  la diabetes mellitus está dentro de las 10 causas de muerte junto a las enfermedades cardiovasculares (infartos cardíacos, patologías cerebrovasculares debido a la hipertensión y al colesterol elevado). En 2011, la diabetes fue causante del 7,1% de las muertes, proporción que había sido de 3,6% en 1997.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que la diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos mundiales.

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria

Últimas noticias

Últimas noticias