Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Séptimo día

Anfibios, íconos de la identidad de Cuenca

En 2013, el Cabildo emprendió un plan piloto con el que ya se han   reintroducido en pequeños humedales ejemplares de 2 especies en peligro de extinción: la rana cohete y la marsupial.
En 2013, el Cabildo emprendió un plan piloto con el que ya se han reintroducido en pequeños humedales ejemplares de 2 especies en peligro de extinción: la rana cohete y la marsupial. Fotos: Fernando Machado / El Telégrafo

La CGA implementa 10 pozas artificiales para la conservación de ranas en peligro.

Diana Vera López

A diferencia de otras ciudades   que rápidamente son asociadas con un animal típico, que incluso se ha convertido en su emblema, en la capital azuaya resulta difícil para los habitantes reconocer una especie que los identifique.

El cuy,  las palomas y los pájaros son algunas de las respuestas que los habitantes dan cuando se les consulta sobre un animal emblemático de la provincia. También hay otros ciudadanos que desconocen, por completo, qué tipo de animales son propios de esta región.

Sin embargo, biólogos de diversas instituciones de la ciudad coinciden en que los anfibios podrían ser la especie ícono de Cuenca.

“La mayoría no conoce estas especies, pero el Municipio tiene un proyecto de rescate de anfibios y la idea es que la gente comience a asociarlos como especies urbanas y únicas de Cuenca y del país”, dijo Fausto Siavichay, director del Centro de Conservación de Anfibios Amaru.  

Siavichay considera que el desconocimiento de un animal insigne de la ciudad parte del poco interés que existía por la fauna urbana.

“Simplemente se pensó que la fauna estaba en los alrededores, es decir en El Cajas y en los cerros, pero todavía se mantienen especies dentro de la ciudad. No se ha priorizado a la fauna como un recurso y simplemente se la dejó pasar por alto”.

El biólogo indicó que la Comisión de Gestión Ambiental del Municipio de Cuenca (CGA), y el Centro de Conservación de Anfibios están llevando a cabo una serie de actividades para posicionar a los anfibios como referentes de la fauna urbana de la ciudad.

El proyecto inició en 2013 con un estudio denominado ‘Monitoreo y reubicación de los anfibios amenazados del área urbana de Cuenca’, en el que se señala que la ciudad mantiene, dentro de sus áreas verdes, nichos ecológicos importantes que albergan a especies de anfibios endémicos para el Ecuador e incluso para la ciudad.

De acuerdo con el último monitoreo (junio de 2015), en la capital azuaya existen 7 especies de anfibios: rana marsupial del Azuay (Gmarsupial), de San Lucas (Gastrotheca pseustes), la  rana fosorial de Cuenca (Ctenophryne aequatorialis), la rana de los potreros o cohete (Hyloxalus vertebralis), el cutín silbador (Pristimantis phoxocephalus) y el cutín (Pristimantis riveti).

Algunas de estas especies, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encuentran dentro de la categoría de amenaza de extinción, debido a la degradación de su hábitat, principalmente por el acelerado crecimiento urbano.

Con el proyecto de conservación, según Siavichay, el Municipio está potencializando a los anfibios como la fauna representativa de la ciudad.

Actualmente, a orillas de los ríos de Cuenca la CGA implementa 10 hábitats artificiales para la conservación de anfibios en peligro de extinción dentro del área urbana.

Iván Cárdenas, técnico de la institución, explicó que se trata  de un proyecto pionero.

“Si Cuenca tuviera un animal emblemático, tendría que ser un anfibio. Estamos poniendo bastante énfasis en estos animales”.

Cárdenas señaló que en 2014  Cuenca ganó el primer lugar en el Premio Verde, un concurso organizado por el Banco del Estado, en la categoría espacios de convivencia en la naturaleza, por el proyecto de rescate e inserción de anfibios amenazados en la zona urbana.

Por este reconocimiento la institución financiera otorgó $ 300 mil al Cabildo, dinero que según la CGA se ha invertido en parte de la investigación, la adquisición de equipos de monitoreo y en la creación de las pozas artificiales.  

Los humedales se encuentran listos y se planea que en las próximas semanas se haga la traslocación de las especies que fueron rescatadas, estudiadas y reproducidas en el Centro de Conservación de Anfibios.

Fernando Juela, biólogo del Ministerio del Ambiente, también coincide en que los anfibios serían los animales más representativos del cantón y se refiere a una especie en particular, que, aunque no se encuentra dentro del área urbana, es parte del cantón. “Si me preguntan por una especie que pudiera ser la ‘bandera’ del cantón yo diría que  el jambato negro (Atelopus nanay) por ser endémica y propia”. Explicó que incluso esta especie, nativa de El Cajas y sus alrededores, se encuentra en peligro crítico y está siendo estudiada debido a que tiene un potencial grande para la elaboración de productos farmacéuticos. (I)  

Datos

Los espacios artificiales que se implementan para la conservación de los anfibios están en los sectores del Circo Social (río Tarqui), av. Primero de Mayo (río Yanuncay), parque El Paraíso y Puertas del Sol (río Tomebamba).

Según la CGA, pese a que aún no se ha realizado la traslocación de individuos, ya se observaron anfibios que nadan dentro de las pozas, lo que evidencia que estos hábitats están funcionando y permitirán que las especies urbanas no desaparezcan. (I)

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria