Domingo, 22 Enero 2017 00:00 Séptimo día

2,8 millones de deportados en sus 8 años de mandato

Líderes migrantes protestan frente a la Cámara Baja de Estados Unidos.
Líderes migrantes protestan frente a la Cámara Baja de Estados Unidos. Foto: Archivo / AFP

Barack Obama acusó a los republicanos de bloquear su proyecto migratorio en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Redacción Mundo

La oleada migratoria desde Centroamérica, que comenzó en los años noventa y que se intensificó a principios de los 2000 con la presidencia de George W. Bush, se incrementó durante el mandato de Barack Obama. Actualmente existen 11 millones de indocumentados en Estados Unidos que aún no encuentran una solución.

La población estadounidense está profundamente dividida entre los que quieren que los indocumentados accedan a la ciudadanía, como ha defendido Obama en sus 2 mandatos, y los que apuestan por resolver el problema mediante deportaciones, como lo indica el actual presidente Donald Trump.

Durante los 8 años de presidencia de Obama, la corte de EE.UU. rechazó los programas DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés) y DAPA (Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres, por sus siglas en inglés) que promovía el demócrata para cancelar la deportación de padres que tienen hijos estadounidenses y convertirlos en residentes legales.

La barrera hizo que el republicano acuse en repetidas ocasiones al Congreso y a los dirigentes del Partido Republicano de obstaculizarlo.

En su último discurso del miércoles, el presidente saliente destacó que protegió a los “soñadores” con el DACA y que estos no merecían ser deportados y que él rechazaría —como ciudadano— si llegase a suceder.

A pesar de la postura de Obama, el exmandatario es el jefe de Estado que más deportaciones ha dejado en su poder. La cifra supera los 2,8 millones, muy cercana a los 3 millones que propuso Trump para su mandato. Del total de repatriados, el 47% no tenía ningún antecedente penal, como lo estipula la ley.

Raúl Benítez Manaut, académico del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmó que: “Obama sí es el presidente de EE.UU. que más ha deportado, pero también es porque cada vez hay más migrantes”. El analista explicó al diario El Financiero, de México, que a diferencia de presidentes como George Bush padre o Ronald Reagan, cuando la cantidad de indocumentados en ese país no superaba los 4,6 millones, con la administración de Barack Obama la cifra se mantiene en 11,3 millones.

En septiembre de 2016, Trump explicó su propuesta en materia de inmigración y revivió el debate sobre los niños ‘ancla’, como se conoce a los hijos estadounidenses de padres indocumentados. La Constitución de EE.UU. reconoce su derecho a la ciudadanía, pero el republicano ha retomado la polémica al prometer que lo eliminará.

Los datos más recientes muestran un descenso importante de estos nacimientos en los últimos años que solo representan el 8% anual. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria