Mina busca regularidad en el Yeni Malatyaspor

- 18 de Agosto de 2017 - 12:00

Arturo Mina llegó la tarde del jueves a la ciudad turca de Malatya para sumarse a su nuevo equipo, el Yeni Malatyaspor y no se imaginó que los hinchas locales aparezcan en el aeropuerto para recibirlo. Con algo de timidez, el esmeraldeño se fotografió en medio de los aficionados, que portaban bufandas del club; una de ellas fue a parar en manos del defensa central.

Este viernes por la mañana, Mina cumplió con los chequeos médicos de rigor en un hospital de la ciudad y los pasó sin problemas. Después acudió a las instalaciones del club para firmar su contrato por tres temporadas, en la que será su primera experiencia en Europa.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, no contaba con el futbolista para la presente temporada. Por esa razón buscaron una salida ideal para ambas partes. Las ofertas llegaron pero no terminaron de convencer al club; Cerro Porteño de Paraguay y otros clubes argentino lo pretendían, mas no lograron un acuerdo.

Según el presidente del conjunto turco, Adil Gevrek, hace un año ya habían mantenido conversaciones con Mina, aunque no pudieron ficharlo. “Realizamos un estudio detallado de cada fichaje. Necesitamos jugadores con carácter y Mina es uno de ellos. Nos hemos reforzado bien para el campeonato”, dijo.

El Yeni Malatyaspor adquirió el 20% de los derechos deportivos del esmeraldeño por, según la prensa argentina, $ 800.000. River Plate mantiene el 40% e Independiente del Valle el 40% restante, para una negociación futura.

“Sé que es un club muy ambicioso, con un gran entrenador y una buena plantilla. Trabajaré fuerte para acoplarme lo más pronto posible y poder jugar en el campeonato”, dijo Mina durante su presentación oficial, ayer en la sede del equipo.

El jugador, de 26 años, ya lució los colores amarillo y rojo, de la equipación principal de los ‘Tigres’, como se les conoce. Hoy se disputará la segunda jornada de la Superliga de Turquía y el Malatyaspor se enfrentará al Sivasspor en condición de visitante. En la fecha inaugural, el nuevo equipo de Mina ganó 3-1 al Osmanlispor.

Mina y el argentino Emanuel Dening, proveniente del club Atlético San Martín, son los únicos sudamericanos en el Malatyaspor. También hay futbolistas de Alemania, Nigeria, Benín, Marruecos, Francia, Holanda, Senegal y Togo.

De vuelta a primera división

El Yeni Malatyaspor tuvo que esperar 12 años para retornar a la categoría de privilegio del balompié turco. En la temporada 2005/2006 ocuparon el puesto 16 entre 18 clubes y por un punto descendieron a la categoría inferior.

Desde ahí, les costó volver a un sitial estelar y recién el año anterior consiguieron un boleto directo a la Superliga. El Silvasspor fue campeón de la serie con 62 puntos y el Malatyaspor logró 61 unidades, por lo que ambos ascendieron. Otros cuatro equipos disputaron los playoffs para determinar el tercer conjunto en acompañarlos.

Los ‘Tigres’ son un conjunto relativamente joven en el fútbol turco. El club fue fundado en 1986. Dentro de los equipos de ese país son uno de los más modestos por su conformación. Como locales actúan en el estadio Malatya        Inönü, con capacidad para 13.000 espectadores.

El turco Ertuğrul Sağlam es el actual entrenador del equipo y pasó por varias escuadras de su país, entre ellas una de las más importantes, el Besiktas. En 2004 se estrenó con el Samsunspor. (I)

La Superliga turca, un destino  millonario

La Superliga de Turquía se ha transformado en uno de los mercados más rentables para los futbolistas que quieren mantenerse en Europa y alejarse de las tentadoras ofertas del balompié asiático.

Los millonarios salarios ponen a Turquía como uno de los destinos favoritos para algunos jugadores en el ocaso de su carrera. Uno de ellos es el portugués Pepe, quien fue relegado en el Real Madrid a sus 34 años, pero pretende mantenerse en el alto nivel. Por esa razón fichó por el Besiktas, club en el que ganará $ 10 millones por año.

“A día de hoy los ingresos generados por el total de los equipos turcos asciende a unos $ 1.200 millones, lo que al cambio son unos 4.000 millones de liras (turcas). Sin embargo el gasto oscila entre los 5.540 o 6.000 millones de liras, por lo que hay una diferencia importante entre gastos e ingresos, cercana al 50%”, explicó Tugrul Aksar, especialista en economía del fútbol.

Según este economista, la Superliga ocupa la sexta posición de Europa en lo que a ingresos se refiere, pero también “se trata de un campeonato que gasta mucho más de lo que gana”. También explicó que el Estado muchas veces ayuda a los clubes con exoneraciones y amnistías. (I)