Martes, 27 Septiembre 2016 17:20 Ecuatorianos en el exterior

El West Ham niega irregularidades en el traspaso de Enner

El West Ham niega irregularidades en el traspaso de Enner
Fanático Web / AFP

El propietario del West Ham United, equipo donde militaba el ecuatoriano Enner Valencia, negó cualquier irregularidad en la compra del pase del futbolista que actuó en Emelec y Pachuca mexicano antes de emigrar al continente europeo.

Este martes el exentrenador de la selección de fútbol de Inglaterra, Sam Allardyce, denunció que el pase de Enner pertenecía a terceros cuando se lo adquirió en el West Ham, algo que está prohibido por la FIFA. Ante esa aseveración David Sullivan, presidente del West Ham, respondió:

"Los derechos económicos de Enner Valencia eran propiedad del Pachuca cuando lo compramos", expresó el DT quien añadió "no hemos roto ninguna regla sobre la propiedad de terceros" (también conocida como triangulación) Sullivan.

Enner, quien fue cedido recientemente al Everton, llegó al West Ham después de la Copa Mundial de Fútbol en Brasil 2014. Cabe señalar que en 2006 el West Ham fue sancionado por participar de una triangulación en la compra de los jugadores argentinos Carlos Tévez y Javier Mascherano.

En esa ocasión el club debió pagar cerca de $ 6 millones en multas por adquirir los derechos de los citados jugadores a una empresa de nombre Media Sport Investment, luego se comprobó la triangulación.

Aquella sanción es la más grande que un club inglés ha pagado por este tipo de negocios, prohibidos en ese país desde 2006.

West Ham pagó una cifra cercana a los $ 14 millones cuando compró a Enner Valencia en el Pachuca. Sullivan.

Sam Allardyce renunció apenas 2 meses después de asumirlo (26 de julio), esto tras caer en la trampa de unos periodistas que lo filmaron explicando cómo sortear las reglas sobre traspasos donde mencionó al ecuatoriano Valencia.

La investigación realizada por The Telegraph, deja en evidencia el interés de Allardyce por colaborar con una compañía asiática ficticia que está estudiando la probabilidad de invertir en futbolistas profesionales.

La grabación muestra al DT inglés mencionando su importante cargo como seleccionador, para llegar a un acuerdo con la compañía ficticia y ofrecer charlas, además de, sociabilizar con importantes empresarios. Por esto Allardyce pretendía cobrar $ 520.000.

Fichaje de Enner Valencia por el West Ham United

Allardyce explica como sortear la prohibición que tiene vigencia desde el año pasado, de que terceras partes, casi siempre empresas, sean propietarias de los derechos de los jugadores, en vez de los clubes, ya que él conocía representantes de futbolistas que "lo hacían todo el tiempo".

Ahí puso de ejemplo a Enner, quien llegó al West Ham United en 2014. "No es un problema... nosotros tuvimos a Valencia. Él pertenecía a una tercera parte cuando lo compramos de México".

West Ham pagó $15 millones al Pachuca por el delantero ecuatoriano y fue dirigido por Allardyce. Tras la compra, el cuadro de Londres asumió toda la ficha deportiva del jugador.

- ¿Qué es la propiedad de terceros? -

En el modelo tradicional, los derechos sobre los jugadores son vendidos y comprados por clubes a cambio de un montante en concepto de traspaso. 

En realidad, los jugadores, sus agentes y clubes anteriores reciben una parte del traspaso, pero la propiedad completa del jugador es de los clubes.

Bajo el sistema de terceros propietarios, otra entidad -agentes, empresas, fondos de inversiones- es propietaria parcial o totalmente de los derechos sobre el jugador.

Este sistema, conocido en inglés como TPO (third-party ownership) saltó al primer plano en 2006 con la llegada de los argentinos Javier Mascherano y Carlos Tévez al West Ham de Londres, pero era muy habitual en el fútbol sudamericano hasta su prohibición completa por la FIFA el año pasado. 

West Ham fue multado con 5,5 millones (en la actualidad 6,3 millones de euros, y 7,1 millones de dólares) por la compra de Tevez y Mascherano del club brasileño Corinthians. 

La propiedad de terceros no se prohibió entonces, pero la Federación inglesa (FA) dictó que el club había vulnerado las reglas que prohibían a esas terceras partes influir en los traspasos.

La Premier League prohibió finalmente el sistema en 2008, argumentando que planteaba demasiadas dudas "sobre la integridad de la competición", mientras que la FIFA empezó en 2014 los trámites para su prohibición, que se concretó un año más tarde.

Finalmente, este sistema da a la tercera parte la posibilidad de traspasar a un jugador contra su voluntad y la de reclamar una parte de cada uno de los activos del jugador -derechos de imagen, salarios...- lo que llevó al antiguo presidente de la UEFA, Michel Platini, a describirlo como "un tipo de esclavitud".

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense