Viernes, 03 Febrero 2017 00:00 ECUADOR

El inamhi advierte del incremento de las precipitaciones durante febrero

Las fuertes lluvias provocan inundaciones y daños en cuatro provincias del Litoral

Edilma Ponce, de la cooperativa Hermano Gregorio 2 (Durán), intenta rescatar sus enseres del agua.
Edilma Ponce, de la cooperativa Hermano Gregorio 2 (Durán), intenta rescatar sus enseres del agua. Foto: William Orellana / EL TEÉGRAFO

Los barrios de Durán, Manta, Santa Rosa, Atacames, entre otros, enfrentan anegaciones y crecidas de ríos. La Secretaría de Riesgos coordinó las evacuaciones en el sector de La Avanzada, en El Oro.

Redacción Ciudadanía

Guayas, Manabí, El Oro y Esmeraldas.-

Jennifer Salaverra, habitante de la manzana 35 de la cooperativa Hermano Gregorio 2, en el norte de Durán, lamenta no contar con los recursos suficientes para solucionar el problema de anegación que enfrenta desde que iniciaron las lluvias.

En el sitio, viviendas de las manzanas 1, 3, 18, 19 y 35 han quedado en un nivel más bajo que el relleno de cascajo ejecutado por el Municipio de Durán, desde mediados del año pasado.

Salaverra explica que el agua lluvia no tiene por dónde desfogar, por lo que ha solicitado ayuda a la Alcaldía. “Nos han dicho que ellos no asumirán el costo de esos trabajos”.

Al igual que la ciudadana, decenas de familias pasan por una situación similar. Incluso los vecinos han cotizado en $ 80 cada volqueta de cascajo pero no pueden financiar los trabajos pues, por cada vivienda, se requeriría al menos 6 volquetadas.

El Cabildo estima que aproximadamente 30 sectores del cantón son susceptibles a inundaciones y anegaciones. Así lo explicó Carlos Erazo, director municipal de Obras Públicas.

Sobre el caso de Hermano Gregorio 2, señaló que parte del problema son los solares vacíos y sin cerramiento que conducen el agua hacia las zonas más bajas. Acotó que la ley impide a la Alcaldía hacer obras directas sobre predios privados.

Sin embargo, trascendió que una alternativa sería disponer del material de una cantera, pero que el vehículo para transportarlo deberá ser costeado por los moradores. Adicionalmente, personal de la Alcaldía recorre los sitios afectados para tomar correctivos.

Inundaciones y evacuaciones en Manabí, El Oro y Esmeraldas

Gabriela Alvarado, del sector Divino Niño, en Manta, tuvo que abandonar su vivienda y poner a buen recaudo a su familia la noche del miércoles.

El río Muerto, que atraviesa la zona, se desbordó; esto causó que a la 01:16 de ayer el puente que conecta la calle 404 colapsara. “Nos entró el agua a la casa donde vivimos 10 personas en total; evacuamos hacia la calle”.

Al lugar llegaron organismos de socorro. Sara Delgado, directora de Obras Públicas del Municipio, indicó que la Dirección de Gestión de Riesgos y otros departamentos se desplazaron hacia sectores donde el ECU-911 reportó llamados de emergencia.

También se trasladó maquinaria a diferentes puntos. Aparte del Divino Niño, se conoció que viviendas La Florita y Urbirríos 2 tuvieron problemas de anegaciones.

Delgado manifestó que en Urbirríos 2 existen construcciones de viviendas levantadas sin un tratamiento previo del suelo. Un equipo de obreros se desplazó para limpiar las malezas.

Otras precipitaciones se presentaron en los cantones Sucre, Montecristi y Portoviejo.

En el cantón Santa Rosa, provincia de El Oro, la lluvia comenzó a las 18:00 del miércoles y duró hasta las 03:00 del jueves. La lluvia afectó a la población de La Avanzada, donde la Secretaría de Gestión de Riesgos tuvo que evacuar a 6 familias, ya que el agua inundó sus hogares.

Las acciones fueron coordinadas con miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial se activó y se monitorea el lugar para evitar nuevas situaciones de peligro.

El río Santa Rosa se desbordó en algunos sitios del cantón inundando plantaciones de banano. Durante la semana se registraron lluvias de alta intensidad en los cantones Machala, Huaquillas, Las Lajas, Arenillas, Portovelo y Pasaje.

Mientras que en Esmeraldas, las fuertes precipitaciones, acompañadas de ventarrones, provocaron una crecida del río Atacames y barrios del cantón homónimo se inundaron.

Por su parte, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) informó que para febrero se prevé que aumente la presencia e intensidad de las lluvias que, además, estarán acompañadas por tormentas y fuertes vientos a lo largo de la región Litoral. (I)

En el sector Divino Niño, en Manta, el desbordamiento del río Muerto provocó la caída de un puente. Foto: Leiberg Saltos / EL TELÉGRAFO

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

agenda de actividades

agenda de actividades

Google Adsense

 

Twitter ET