La isla fernandina no tiene asentamientos humanos

La erupción no causó el cierre de sitios turísticos en Galápagos

- 06 de Septiembre de 2017 - 00:00
El Instituto Geofísico informó que la dirección del viento ayudó para que la columna de ceniza se dirija hacia el norte y no afecte a Puerto Villamil, en Isabela.
Fto: Cortesía Gilda González

La erupción del volcán La Cumbre, ubicado en la isla Fernandina, en Galápagos, no afecta de ninguna manera a la población, informaron ayer tanto el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional como el Consejo de Gobierno de la provincia insular.

El volcán, que tiene una altitud de 1.476 metros sobre el nivel del mar, se mantenía sin actividad exterior desde 2009. Sin embargo, la mañana del lunes, desde las 09:55, el Geofísico notó actividad anómala y luego, a las 12:25, inició la expulsión de ceniza y vapor, en una columna de hasta 4.000 metros de altura sobre el cráter.

La Cumbre es uno de los siete volcanes potencialmente activos en las islas Galápagos, entre los que están: Marchena, Cerro Azul, Chico, Alcedo, Darwin y Wolf. El último de estos, que es el pico más alto de la isla Isabela, tuvo una espectacular erupción en 2015, cuando la lava incandescente llegó incluso al mar.

Fernandina es una de las islas deshabitadas del archipiélago, por lo que en el caso del volcán que el lunes inició una nueva fase eruptiva, el gobierno de Galápagos enfatizó que “las emisiones de vapor de agua no generan ningún tipo de amenaza para la población”.

La localidad de Puerto Villamil, en la isla Isabela, es la población más cercana, sin embargo, la dirección del viento también ayuda para que la ceniza no afecte.

En un boletín de prensa, el Consejo de Gobierno de Galápagos destacó también la vigilancia de la actividad que cumplen las instituciones competentes para solventar cualquier eventualidad que pudiera ocurrir.

El documento indica que “una de las competencias del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos es coordinar con las instituciones del Estado, la gestión de riesgos por causas naturales en el marco del Plan Nacional”.

Igualmente, el Parque Nacional Galápagos informó que ningún sitio de visita turística se encuentra cerrado debido a esta actividad, ya que no constituye amenaza alguna para los pobladores. (I)