La celebración comenzó en francia en 1991 por iniciativa del ministro de investigación del país galo

El Observatorio Astronómico impulsa la Semana de la Ciencia

- 09 de octubre de 2017 - 00:00
Según el Director del Observatorio Astronómico, los solsticios ocurren cuando el ecuador se aleja más del Sol.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Cada año, en octubre, se lleva a cabo este encuentro promovido por la ONU. En Ecuador habrá una exposición fotográfica y se dictarán varias charlas.

Cada año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) impulsa la Semana de la Ciencia. Una cita que se convierte en una oportunidad para mostrar la importancia de esta área del conocimiento humano en la vida diaria. En cada país se organizan diversas actividades para celebrar esta fecha.

Se conoce que la Semana de la Ciencia se originó en Francia, en 1991, cuando Hubert Curien, ministro francés de Investigación, decidió celebrar el décimo aniversario del ministerio abriendo sus jardines al público por primera vez.

En Ecuador, el astrofísico Ericson López, director del Observatorio Astronómico, organizó una exposición de fotografías, donde se da a conocer los telescopios más importantes que han estado en el espacio. Se muestran los instrumentos que han permitido adquirir conocimientos.

Hay imágenes del telescopio Hubble, del Spitzer, del Soho. Son muchos los instrumentos que están en el espacio con fines científicos. Esta exposición gratuita estará abierta hasta mañana.

De manera paralela, se desarrolla la conferencia pública llamada ‘Solsticios y equinoccios’, que se efectuará el 11 de octubre en el Teatro Capitol, a las 19:00.

Uno de los objetivos es dar la información correcta desde el punto de vista técnico de lo que significa la ocurrencia de los solsticios y los equinoccios en la zona ecuatorial.

Estos fenómenos, según López, han influido sobre las culturas antiguas que habitaron estos territorios y, en general, cómo están inmersos estos conocimientos en la sabiduría de nuestros pueblos.

Según López, los solsticios ocurren  cuando el ecuador se halla más alejado del Sol. En el hemisferio norte, el solsticio de verano es el 20 de junio; mientras que el de invierno es el 21 o 22 de diciembre.

Los equinoccios suceden, a su vez, en la época en que los dos polos se encuentran a igual distancia del sol y cuando la cantidad de luz solar es igual en ambos hemisferios.

Se conoce que los griegos dedicaban el solsticio de verano al dios Apolo, encendiendo en su honor grandes hogueras de carácter purificador. Para conocer más acerca de este fenómeno, Diego Velasco dictará una conferencia en la que explicará la visión antropológica y cultural de los significados de los solsticios y equinoccios.

López detalla que los solsticios ocurren cuando los rayos solares caen sobre nuestra latitud geográfica de manera perpendicular. Este fenómeno, según indicó, está ligado al eje de rotación de la Tierra que tiene una inclinación de 23 grados y 27 minutos. Esto da lugar a que ocurran las estaciones del año y de los solsticios y equinoccios.

En este último caso, el Sol no cae de manera perpendicular, es decir, ya no se mueve por la línea meridiana, sino que se desplaza hacia el norte en el caso del solsticio de verano (23 grados y 27 minutos).

Uno de los aspectos que más llama la atención de López es cómo los pueblos antiguos que habitaron el territorio de Ecuador entendían la ocurrencia de los solsticios y equinoccios. Estas personas sabían que el día del solsticio no era un día como cualquier otro.

Ellos temían que el Sol no volviera a salir y por esa razón preparaban rituales de adoración y plegarias al astro rey. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: