Jueves, 03 Noviembre 2016 00:00 ECUADOR

La sesión solemne será a partir de las 17:00 en el Salón de la Ciudad, donde las autoridades rendirán su homenaje

Cuenca conserva tres bastiones de la independencia

La Iglesia de Todos Santos, donde se inició la convocatoria de la independencia, está dentro del Centro Histórico y es considerada patrimonio de la ciudad. Hace 11 años sufrió un incendio.
La Iglesia de Todos Santos, donde se inició la convocatoria de la independencia, está dentro del Centro Histórico y es considerada patrimonio de la ciudad. Hace 11 años sufrió un incendio. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

La ciudad celebra hoy 196 años de emancipación, durante este tiempo se ha modernizado paulatinamente. En 1999 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. El Centro Histórico mantiene los lugares donde se inició la refriega contra los españoles. El parque Calderón aún es el sector de concentraciones, pues cerca está la Gobernación de Azuay y el viejo edificio de la Corte Provincial de Justicia.

Rodrigo Matute Torres

Para conocer un poco más de la Independencia de Cuenca hay que ubicarse en los primeros días del mes de noviembre de 1820.

Precisamente, es en el día de ‘Todos los Santos’ (1 de noviembre), que, según el historiador Juan Cordero Iñiguez, “la gente al ser muy devota iba a misa”. Es así que ese día, previo a la independencia, los cuencanos fueron hasta la Iglesia de Todos Santos para escuchar el sermón de su párroco y “dar gracias al creador”.

Pero el promotor de la independencia, Tomás Ordóñez, cuyo nombre actualmente lleva una de las calles de la ciudad, trató de convencer a las personas que saliendo de la misa se dirijan a la Plaza Mayor (hoy parque Abdón Calderón) y de esta forma soliciten a las autoridades de entonces un cabildo ampliado o abierto “para que trate sobre la independencia, sin embargo, los guardias se dieron cuenta de las intenciones de la gente y no dieron paso a dicho petitorio”, señala Cordero.

La historia sigue, recordando que al fracasar este intento, había una segunda alternativa que era quitar las armas a quienes estaban anunciando o pregonando una ordenanza. No se detuvo Ordóñez y acompañado de pocas personas arremetieron contra los guardias, allí Ordóñez fue herido en la ingle, pero a pesar de ello lograron desarmar y tuvieron el primer armamento.

Tras esta situación, comenzaron a pregonar “que todos vayan hasta la Plaza Mayor. Las reuniones se dieron en el parque San Sebastián, en el noroeste de la ciudad, y donde actualmente funciona una de las mejores viviendas que fue adaptada para que se realice cada dos años la Bienal de  Cuenca.

De esta manera poco a poco los ciudadanos se acercaron a la Plaza Mayor. En este sector se presume que había alrededor de 110 soldados españoles  y que, incluso, tenían algunos cañones, “poco a poco, fueron cerrando las esquinas y nadie podía salir de la Casa del Gobernador”, indica el historiador.

Agrega que las calles estaban repletas y cada vez con mayor número de personas, “esto ocurrió entre el 3 y 4 de noviembre”, dice Cordero Iñiguez.

El 4 de noviembre los españoles se enteraron que desde la parroquia Chuquipata, en Azogues, el cura Xavier Loyola traía gente hasta Cuenca, allí tuvieron que darse por vencidos y de esta forma entregaron el gobierno a José María Vásquez de Noboa, que era el líder político de entonces.

Ese mismo día asumieron el poder y formaron una junta y al poco tiempo convocaron a una asamblea legislativa. El 15 de noviembre se reunió la misma, integrada por 35 diputados, la mayor parte de parroquias y distintos estamentos de la ciudad y aprobaron ese día la “Constitución de la República de Cuenca” y nombraron como jefe principal a José María Vásquez de Noboa, “pero lamentablemente esta Constitución no duró más de 40 días, porque el 20 de diciembre de 1820 los patriotas mal armados y menos entrenados perdieron la batalla frente al Ejército español, en la denominada ‘Batalla de Verdeloma’, en el norte de Cuenca.

Esa libertad, según Cordero, fue recuperada con la llegada de Antonio José de Sucre y dejó libre la ciudad el 21 de febrero de 1822. “En ese entonces Cuenca tenía el barrio Todos Santos, San Sebastián, barrio El Sagrario y el barrio de San Blas y cerca de este estaba el sector del Barrial Blanco, el barrio El Vecino y el barrio de San Roque, “ahora la ciudad de Cuenca tiene como 500 barrios, lo que demuestra que ha crecido rápidamente la ciudad”, indica Cordero.

Sus fortalezas se mantienen, pese al paso de los años

Hoy la iglesia de Todos Santos se mantiene. Este sitio se convirtió actualmente en un complejo arquitectónico de la ciudad. En 1850, por mandato del obispo Miguel León Garrido, se construyó la iglesia, pero ¿por qué decidieron llamarla así? La historia cuenta que se le atribuyó ese nombre por la variedad de imágenes religiosas que había en el templo.

El templo es regentado por las Madres Oblatas. La reconstrucción se hizo luego de que un incendio en octubre de 2005 casi termina con este sitio, considerado patrimonio de la ciudad. “Lo mantenemos con todos los cuidados, porque es una joya”, indica su directora, sor Ruth Murquincho.

El parque Calderón de Cuenca aún es el sector de concentraciones y reclamos, pues cerca está la Gobernación de Azuay y también el viejo edificio de la Corte Provincial de Justicia.

“El parque no puede dejar de ser un símbolo, ya sea para defender a los gobernantes o sacar a los malos”, indica Jorge Chicaiza, ciudadano que acude todos los días al sector. Mientras que, San Sebastián se convirtió en un sitio donde se concentra el arte a través de la bienal. (I)

En el inicio se llamó Plaza Mayor, actualmente se conoce como parque Abdón Calderón, es un centro estratégico para reclamos o defensa de gobernantes. Foto: Archivo / El Telégrafo

DATOS

El Barranco del Tomebamba se convirtió en uno de los lugares más visitados por los turistas. Este espacio siempre ha sido fuente de inspiración de poetas y cantantes.

La construcción del tranvía modernizará la ciudad, aunque sus obras se tardaron más de lo previsto, lo que ocasiona molestias en los habitantes del Centro Histórico.

Cuenca se extendió por los cuatro puntos cardinales en los últimos años. Una parte de los habitantes fue al sector de Challuabamba y Río Amarillo fuera de la ciudad por mayor comodidad.

La ciudad recibió más de ocho galardones en los últimos 15 años. Varias revistas internacionales la colocaron como un sector para ser visitado en Latinoamérica, incluso para poder vivir.

Más de 5.000 extranjeros residen en la ciudad, la mayoría proviene de Estados Unidos que tras su jubilación decidió vivir en distintos sectores.

Cuenca dispone del mejor servicio de agua potable del país, incluso de Latinoamérica. El 99% de sus habitantes tiene este servicio, incluso se puede tomar directamente del grifo, lo que no sucede en otras partes de Ecuador.

El transporte urbano se modernizó con la implementación de una caja común hace cinco años. Ahora se busca que todo usuario disponga de una tarjeta para utilizar este servicio.

Cuenca es la cuna de los mejores deportistas de Ecuador. Aquí nació el único campeón olímpico del país, Jefferson Pérez Quezada.

El sector de San Sebastián encierra mucha historia. Luego de la reunión de la independencia se convirtió en un espacio para diversión de los cuencanos. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

---------------------------

A primera hora se realizará la misa de acción de gracias

La capital de Azuay se alistó para recibir a más de 90.000 turistas

Con una sesión solemne Cuenca celebrará hoy sus 196 años de independencia.

A primera hora de la mañana se realizará la misa de acción de gracias, en la que participarán las autoridades de la ciudad y provincia. Posteriormente, se depositarán ofrendas florales al pie del monumento a Abdón Calderón, en el parque central.

A media mañana está previsto que se desarrollará el desfile cívico-militar por la avenida Huayna-Cápac. En la tarde, a partir de las 17:00, se efectuará la sesión solemne en la que estarán presentes autoridades del Gobierno Nacional y de la provincia del Azuay. Para la noche se organizó un programa para los turistas y los ciudadanos.

Desde ayer los turistas llegaban a la ciudad, según Juan Pablo Vanegas, miembro del sector turístico, la capacidad hotelera hasta este miércoles era de 80%, “esperamos tener un ciento por ciento, sabemos que los visitantes siempre dejan para último momento todo”, indicó.

En la terminal terrestre de Cuenca, el movimiento ayer era continuo. La mayor cantidad de turistas llegaba de la provincia de Guayas, pero también arribaron desde El Oro, Loja, Quito y de Morona Santiago.

Entre tanto, miembros de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) controlaban los vehículos que transportaban pasajeros para evitar inconvenientes. (I)

ENLACE CORTO

Promo-galeria

Google Adsense