Martes, 18 Octubre 2016 00:00 Freddy Ehlers

Punto de vista

La ciudad del Buen Vivir

Freddy Ehlers Zurita

Una ciudad de ciudadanos es una ciudad para el Buen Vivir.

Una ciudad donde los seres humanos y la naturaleza que la comprende puedan desarrollar su vida en plenitud.

Una ciudad construida y mantenida con amor, sin que los mezquinos intereses económicos definan sus características.

Una ciudad de paz, en la que los derechos y deberes de las personas puedan ser cumplidos.

Una ciudad con el buen aire transparente y el agua clara de los manantiales.

Una ciudad que tenga no menos, sino cada día más árboles y flores.

Una ciudad en la que se trate por igual a los habitantes nacidos en ella y a los que vengan de cualquiera de los confines de la tierra.

Una ciudad ecológica que no ensucie los ríos ni los parques, que casi no tenga desperdicios porque casi todo lo que se produce o se adquiere se consume.

Una ciudad donde se pueda profesar todas las creencias religiosas de sus habitantes y en la que se respeten las de aquellos que creen que no las tienen.

Una ciudad de energías renovables, que no utilice aquellas que contribuyen al calentamiento global.

Una ciudad sin Policía represiva porque la comunidad se encarga de que se cumplan los acuerdos comunes.

Una ciudad sin cárceles, porque la persona que hace daño no podrá seguir viviendo en ella si no enmienda su conducta.

Una ciudad con música y silencio, en la que todos tengan la oportunidad de encontrar los espacios para su disfrute pleno.

Una ciudad de gente trabajadora que pueda emplearse en las actividades para las que esté preparado o pueda adiestrarse y que sean dignas en todo sentido.

Una ciudad de gente sencilla y amable que busque, siempre que sea posible, el bien común.

Una ciudad productora de bienes y servicios sustentables.

Una ciudad en las que las decisiones sean tomadas por la mayoría de las personas, reconociendo siempre las opiniones de quienes piensan diferente.

Una ciudad donde la alegría de vivir sea una realidad y donde todas aquellas situaciones contrarias al bien común sean entendidas y corregidas conscientemente.

Una ciudad en la que todas las diversidades y diferencias sean permitidas, siempre que no se afecte a la dignidad de otras personas o seres no humanos.

Una ciudad con escuelas donde los estudiantes disfruten mientras aprenden.

Una ciudad con pocos hospitales porque la buena alimentación, los ejercicios y la meditación previenen la gran mayoría de enfermedades.

Una ciudad con seres humanos que dignifiquen su condición con la práctica diaria de valores y virtudes.

Una ciudad de cualquier tamaño, una ciudad de ciudadanos conscientes, una ciudad para ayudar a construir la sociedad del Buen Vivir.

Muchos pensarán que es imposible, que nunca ha sido posible, que es una utopía. Pero una nueva civilización está naciendo en el mundo entero, en la que el amor prevalecerá sobre la codicia. Si cada uno de nosotros encuentra la esencia de nuestro ser y no privilegia el tener, juntos podremos, todos ir construyendo las ciudades del Buen Vivir. (O)

ENLACE CORTO
Inicie sesión para comentar

Google Adsense

Google Adsense