Lunes, 14 Noviembre 2016 00:00 Freddy Ehlers

Punto de vista

Empatía, el título más importante

Freddy Ehlers Zurita

Tres de las más reconocidas universidades de los Estados Unidos realizaron una investigación para determinar cuáles son los países en el mundo con mayor empatía, es decir, con mayor compasión, con mayor preocupación por los otros seres humanos. El resultado fue una sorpresa para muchos: el primer lugar lo ocupa Ecuador.

La empatía es una palabra relativamente nueva que comenzó a utilizarse hace aproximadamente un siglo y que quiere decir “ponerse en el lugar del otro”. Es un término cercano al de la compasión, que es sentir lo que el otro siente para así poder entenderlo mejor y tratarlo de la mejor manera.

En el evangelio según San Mateo, al referirse al Sermón de la Montaña, Jesús dijo “...continúen amando a sus enemigos y orando por los que les persiguen para que demuestren ser hijos de su Padre que está en los cielos, ya que él hace salir su sol sobre inicuos y buenos y hace llover sobre justos e injustos”.  Esta es una clara referencia al segundo mandamiento, “amar al prójimo como a ti mismo”, indicando el significado profundo de la compasión, así como la consecuencia de la empatía.

Ser considerados los ecuatorianos como las personas que más se preocupan por los demás constituye el más alto reconocimiento que podríamos recibir.

No se puede entender el amor si no es incondicional, es decir, amar por el amor mismo. Amar sin esperar recibir nada a cambio. Parecería que el hermoso mensaje que acompaña a nuestra marca país ECUADOR AMA LA VIDA  es en verdad una realidad. La empatía y la compasión son valores fundamentales para la construcción de la sociedad del Buen Vivir, representan la antítesis de lo imperante en el mundo actual, que está basado en el egoísmo y en la codicia.

Cada uno de nosotros tiene ahora la enorme responsabilidad de continuar por este fundamental camino para la creación de una nueva civilización humana. El trabajo ejemplar de Ecuador en el trato a las personas con discapacidad, mismo que ha sido reconocido a nivel internacional, y la manera como se enfrentó la tragedia ocurrida tras el último terremoto del 16 de abril pueden haber sensibilizado aún más a toda la población.

El Sumak Kawsay, el Buen Vivir, tiene que ser entendido como la capacidad de vivir en armonía con la naturaleza, con los otros seres humanos y principalmente con uno mismo. Para lograrlo debemos todos los días revisar nuestra actitud ante la vida; cada uno tenemos la posibilidad de practicar la empatía, la compasión, en cada uno de nuestros actos.

El gran maestro de América, José Martí, nos enseñó desde niños la esencia misma del amor incondicional:

“Cultivo una rosa blanca,
en  junio como en enero,
para el amigo sincero
que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo,
cultivo la rosa blanca”.

No solo debemos recordar la lección de Martí, es indispensable vivirla.

¡Qué gran reconocimiento para nuestro pequeño país! Campeones Mundiales de Empatía. (O)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense