Cuando el canto y la comedia se juntan

- 27 de septiembre de 2017 - 00:00

Sucesos televisivos extraños recientes: La Trinity alcanzó ocho capítulos estreno y ya tuvo un episodio de resumen; En Contacto ha reunido a la ‘Mofle’ y al ‘Panzón’ y también a Karina Torres y Gisella Arias, y ya cerró su primera temporada. Lo que está pa’ ti, aunque su canal pareció hacerle muy pocas promos entre su programación regular a sus últimos capítulos. Mientras, ha renacido el único reality de canto vigente en el país y cuyo éxito es medible con solo pasear por las calles y ver cómo todos los televisores posibles lo sintonizan, Yo me llamo, en su cuarta temporada. Ya no están Carlos Luis Andrade y Andrea Hurtado, ahora copresentan el show Jaime Arellano, también cantante, y Stefany Tejada, mientras que el denominado mejor jurado lo componen los artistas Paola Farías, Juan Fernando Velasco y Paulina Tamayo. En la primera semana poco se ha visto de los jurados, excepto sus opiniones pregrabadas de los posibles personajes a los que deberán juzgar, mientras que al jurado de selección, que se ha mostrado muy serio y con criterio, no se lo ha identificado del todo. Yo me llamo ha reiniciado con una etapa de casting por buena parte de Ecuador y ha mostrado audiciones buenas, malas, remalas, pésimas y las excelentes de quienes pasaron al grupo de los 30 mejores imitadores.

Los realizadores que al parecer disfrutaron más los primeros programas son los editores y posproductores. Sus juegos con las tomas y efectos visuales ligeros, como la sobreimposición de emojis en la pantalla, podrán parecer irrespetuosos a unos, pero seguro hicieron reír a quienes sintonizaron los cinco primeros programas. Sin el trabajo de estos profesionales, audiciones para el olvido como las de Maluma, Don Omar, Romeo Santos, Ana Gabriel, Bruno Mars y Ha*Ash no hubiesen resultado divertidas de ver en las primeras dos emisiones de esta cuarta temporada. Yo me llamo 4 ha entrado con fuerza a competir con todos los otros realities nacionales presentes, y claramente a quitarle rating a novelas del prime time. Su horario de lunes a viernes, 21:00, resulta privilegiado para estas tareas.

A Jaime Arellano aún le falta ganar confianza para presentar y conducir este formato de reality con conciertos en vivo. Stefany Tejada, por su tono de voz, parece estar pasada de energía para conducir toda una gala con los mejores imitadores. Poco a poco se irán acoplando, y hay que considerar sus interacciones con los tres jurados también.

Por otro lado, el tono serio lo ponen las voces en off para describir a los jurados o a los personajes a ser imitados. También están presentes las historias de vida de los participantes como la de ‘Pedro Fernández’, que dejó su hogar para hacer su camino en la música. A la par, los tres jurados están comprometidos y compenetrados en la búsqueda del mejor talento musical y escénico en un imitador de alto calibre. A quienes esperen que Paola Farías haga lo mismo que en su anterior canal y programa, que por favor no se equivoquen. A Yo me llamo ella llega más madura y con fines de entretener y formar a la vez. Al que tal vez le falte carisma televisivo -con el tiempo se verá lo contrario- es al galardonado Juan Fernando Velasco, actual presidente de la Sayce. (O)

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:

Valora este artículo

(0 votos)