Martes, 11 Octubre 2016 00:00 Columnistas

Y las ideologías, ¿qué?

Alfredo Vera

Ahora resulta que los arreglos que hacen la serie de pseudo dirigentes del pueblo ecuatoriano, agrupados en partidos y movimientos de bolsillo, para incorporarse al proceso electoral de 2017, exponen en sus mensajes todo lo que les parece trascendente, pero se olvidan de algo más importante para los seres humanos que están involucrados en la vida pública, de cara al pueblo, para intentar convertirse en dirigentes de algún conglomerado, y es el de averiguar ¿en dónde queda la ideología que los identifique, los acerque y los una; que justifique un verdadero acuerdo político entre ellos, para optar a una candidatura presidencial en representación de esos sectores poblacionales?

Y los temas que entre ellos discuten son de toda naturaleza, como el reparto de puestos y canonjías, expresamente, pero hacen excepción de aquello que significa la esencia de la problemática política, del qué y del cómo piensan hacer para mejorar las condiciones de vida de los conglomerados urbanos y rurales, en otras palabras, ¿cuál es la ideología que los une para llegar a esas y otras conquistas en beneficio de los habitantes y la transformación del país?

La fanesca y sus galimatías van a ser evidentes salvo que demuestren ¿cómo se pueden sintonizar un déspota socialcristiano con una indígena respondona; un almidonado banquero con un supuesto izquierdista; un improvisado social demócrata con un radical extremista?

Y cuando decidan al fin, cuántos y quiénes son los que se lanzan al ruedo, entonces sí van a tener que decir, y bien clarito, si solo están allí juntos y/o revueltos porque odian a Correa y a Alianza PAIS o ¿qué?

La ideología no es solo un vacío enunciado de un supuesto listado  de proyectos y sueños ilusorios: tienen que decir qué van a hacer, cómo lo van a financiar, en beneficio de quiénes, por encima de cuáles obstáculos, limitando qué controles de terceros nacionales o extranjeros; qué proponen para defender nuestra soberanía y la independencia económica; cuál es su plan agrario, industrial, productivo, educacional, de salubridad, científico, cultural; es decir, todo lo que tiene que ver con la supervivencia de la nación.

Pero todo ello y más: digan si ponen por delante cambios a lo actual (corrigiendo cualquier demostrable error); si van a continuar los procesos puestos en marcha por Alianza PAIS o los van a reemplazar: ¿qué y con qué?

La ideología obliga también a definir una propuesta de lo que será la política internacional que involucra las relaciones con los organismos de integración y hermanos.

¿Qué dicen sobre el rol del Estado frente a la colectividad empresarial y, en particular, ante los grupos de la comunicación privada y los paraísos fiscales? Además, ¿qué contemplan ellos hacer frente a la Constitución, que fue ratificada por el 80% de los electores, en la consulta popular para el efecto?

El periodismo honesto y, por tanto, objetivo y neutral, tiene la enorme tarea de arrancarles a los dirigentes que se incorporan a las fanescas, para que respondan sin evasivas estos puntos específicos, para que el público no se deje embaucar por los pajaritos dorados,

El odio a Rafael Correa no puede dar para tanto. ¿O sí? (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense