Una década de logros económicos y sociales

- 26 de enero de 2017 - 00:00

Desde el momento en que asumió el poder el Ec. Rafael Correa Delgado se propuso transformar al Ecuador, y con el movimiento Alianza PAIS, construido tres meses después con diversos grupos políticos, da inicio a un proceso de cambios en lo económico y social. Nuestro país, como casi todos los del mundo, a finales del siglo pasado y comienzo del presente, no escapó a las políticas del neoliberalismo. Piedra angular doctrinaria que correspondía a la instauración del nuevo patrón de acumulación y modelo de dominio global.

Las ganancias del petróleo que debieron generar prosperidad a todos los ecuatorianos, solo beneficiaron a grandes consorcios y propiciaron la política del endeudamiento. Fue en el régimen del Dr. Osvaldo Hurtado donde se abrieron los caminos neoliberales de la globalización. En el siguiente, en el del Ing. León Febres-Cordero, se perfiló el nuevo modelo. Pero es en el del Dr. Jamil Mahuad (1998- Enero 21 de 2000), donde llega a sus más graves expresiones, con nuevas medidas económicas.

A los nueve meses de su gobierno, la quinta parte de la población pasó a la indigencia. Las capas medias se empobrecieron. Aumentaron el desempleo, el narcotráfico, la drogadicción, la mendicidad, la prostitución. Madres que por su pobreza se vieron obligadas a emigrar masivamente, en busca de trabajo, dejando a sus hijos al cuidado de tíos, abuelos o extraños. Las consecuencias morales fueron fatales. Por otro lado, la insolvencia de algunos bancos, el levantamiento indígena dirigido por la Conaie, mostraban el ambiente social tenso que se vivió en esos momentos.

El Gobierno, con tales medidas, no hizo otra cosa que aplicar drásticamente las recetas impuestas por el capitalismo salvaje a países emergentes como el nuestro, a través del Fondo Monetario Internacional. Mahuad se vio obligado a renunciar y se declaró su abandono del poder, el 21 de enero de 2000. Asumió la primera magistratura el vicepresidente, Dr. Gustavo Noboa Bejarano. En el siguiente proceso electoral (noviembre de 2003) triunfó el Ing. Lucio Gutiérrez Borbúa, cuyo gobierno no terminó con el descontento popular. Una vez más se vivió una situación de caos. Por lo que es derrocado el 20 de abril de 2005. Asumió la Presidencia el vicepresidente, Dr. Alfredo Palacio González. En medio de aquella desestabilidad política-económica nacional, en un mundo sacudido por tensiones militares y amenaza de nuevas guerras, el 15 de enero de 2007 Rafael Correa asume su mandato, dando paso a la Revolución Ciudadana.

Ha transcurrido una década de la misma. El balance en términos generales es positivo. Se ha logrado la estabilidad política. Pese a la baja del precio del petróleo, no existe la miseria extrema. Se ha mejorado el servicio a la salud y  a la educación. Así como el salario y la seguridad social. Se reconocen los derechos a la naturaleza, siendo Ecuador el primer país del mundo en hacerlo. Su objetivo es el Buen Vivir. Se expulsó a la base de Manta, que con el pretexto de combatir el narcotráfico intervenía en nuestros asuntos internos. Ha mantenido buenas relaciones con todos los países del mundo. Especialmente con los latinoamericanos.

En cuanto a la condición de la mujer, si bien la Revolución Liberal Alfarista la sacó de la opresión y abandono en que se encontraba, la Revolución Ciudadana la ha ubicado en un plano equitativo en cargos públicos importantes. Por ejemplo, en la Corte Nacional de Justicia, en la Asamblea Nacional. En el gabinete ministerial el 40% son mujeres. Pero, en cambio, la violencia de género en los hogares se ha intensificado últimamente en el país. Han aumentado los femicidios y las agresiones físicas contra su pareja. Lo que es muy preocupante. (O)