Viernes, 14 Abril 2017 00:00 Columnistas

Un gobierno para todos

*Fernando Falconí Calles

El Consejo Nacional Electoral (CNE) atendió y despachó los reclamos que se presentaron en las 24 juntas electorales provinciales y en tres circunscripciones del exterior. El CNE oficializó los resultados de la segunda vuelta del 2 de abril de 2017. Las cifras son las siguientes: binomio Moreno-Glas 5’060.424 (51,15%); binomio Lasso-Páez 4’833.828 (48,85%). Diferencia: 226.596 votos. En tanto que los votos nulos fueron 672.234; los blancos 69.898. Estos resultados -tal como manda la ley- fueron comunicados en Audiencia Pública Nacional de Escrutinios con la presencia de delegados de las organizaciones políticas Alianza PAIS y CREO-SUMA. Queda por resolver el tema apelaciones en los plazos que la ley establece.  

Quienes pretenden insultar a la inteligencia del pueblo ecuatoriano insistiendo que hubo fraude, no se han tomado la molestia de presentar las pruebas correspondientes.

Los candidatos que mienten -en el caso no consentido de ser elegidos- ¿con qué fuerza moral gobernarían? También es lamentable que sigan insistiendo que en Ecuador existe una ‘dictadura’. Al parecer, los neoliberales criollos no se han informado de lo que ocurrió con los regímenes militares de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, en donde la salvaje represión a los combatientes populares produjo miles de muertos, desaparecidos, torturados; todo ello con el objetivo de implantar el neoliberalismo en la región.

Los opositores criollos hablan de una polarización, de un país dividido. En democracia, las minorías se someten a la voluntad de las mayorías; así de simple. Por lo demás, es entendible la frustración del banquero al comprobar que no todo en la vida se compra, se vende, se evade, se especula, se presta y se gana interés. No es así. El pueblo ecuatoriano ha dado una orden muy clara: continúa la Revolución Ciudadana por cuatro años más. En consecuencia, el banquero -aunque un poco tarde- tiene que aprender a obedecer al soberano. Basta de berrinches porque no le dan el caramelo. Perdón… el voto.

Entre los aspectos positivos, hay que resaltar tres: Ecuador es el primer país del planeta en consultar al pueblo y conseguir su aprobación respecto a que quienes se postulen para desempeñar dignidades de elección popular o para ser nombrados servidores públicos no pueden tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales.

En segundo lugar, se impuso la ley y la institucionalidad que inicialmente pretendieron ser burladas mediante el resultado fraudulento de una encuestadora y la ‘primicia’ de un canal de televisión, al declarar ganador -irresponsablemente- al candidato de la derecha por un par de horas.    

En tercer lugar, Ecuador es el primer país del mundo en elegir un presidente con discapacidad. El mandatario electo, desde el 24 de mayo de 2017, continuará con el postulado central de la Revolución Ciudadana: el ser humano es más importante que el capital.

Lenín Moreno Garcés, desde su silla de ruedas, aprendió a mirar hacia abajo; aprendió a mirar a los humildes. Y va a continuar construyendo la Patria Nueva con ayuda de los de abajo, los de la mitad y algunos de arriba que sí tienen responsabilidad social. Con la inmediata aplicación del Programa de Gobierno 2017-2021 se sumarán voluntades y esfuerzos. Así, el pueblo confirmará que Lenín preside un gobierno para todos. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Jueves, 13 Abril 2017 19:59

Google Adsense

Google Adsense