Jueves, 04 Mayo 2017 00:00 Columnistas

¿Queremos un país equitativo?

Antonio Quezada Pavón

Podría ser muy agradable ser objetivos en nuestra vida en diferentes formas. Sin embargo, el problema está en que cada cosa se juzga de acuerdo con el color del cristal con que se mire. Por ejemplo, todo recién casado cree que nadie hace un ceviche como su mamá, especialmente si compara con el que hace su flamante esposa. Pero sometamos esta simple aseveración a una prueba de muestra ciega y hagámosle que compare los dos ceviches.

Difícil decisión, pues la verdad es que posiblemente ambos tengan el mismo sabor. Y se vuelve más difícil si lo ponemos en frente de unos diez ceviches distintos. La realidad es que el pobre hombre no podrá distinguir el ceviche de su mamá ni de ningún otro. A menos que su esposa sea realmente una muy mala cocinera, lo cual no es raro en estos días. Igual pasa en el campo de la fisiología. A algunos les decimos que sus medicamentos son caros; a otros les decimos que su medicación es barata. Pero también que la medicina cara trabaja mejor. Y la verdad es que dicha medicina cara parece aliviar más rápido los dolores de esta gente, pues sus expectativas cambian su fisiología, a pesar de que todas contienen los mismos ingredientes activos. Y por supuesto, si somos fanáticos de algún equipo de fútbol, no podemos ver el desarrollo de un partido si no es desde la perspectiva de nuestro club.

En todos estos casos las nociones preconcebidas y nuestras expectativas colorean de alguna manera nuestro mundo. ¿Pero qué pasa en preguntas más importantes que tienen que ver con justicia social? ¿Cuál es la prueba ciega que tenemos que hacer para pensar acerca de inequidad? Para esto tenemos que observar más profundamente la desigualdad social y hacernos dos preguntas: ¿Sabe la gente, en general, cuál es el nivel de inequidad que tenemos? Y luego: ¿Cuál  es el nivel de inequidad que queremos tener? La respuesta a la primera pregunta se dio en las pasadas elecciones y es algo que aparentemente divide al país. No sabemos con claridad cuál es esta desigualdad social en la cual menos del 20% de la gente tiene el 90% de la riqueza. O no queremos saberla, pues de lo contrario no se explica cómo la clase media apoyó a una propuesta definitivamente de dominio económico sin enfoque social.

Y para conocer cuál nivel de inequidad queremos tener, hay que mencionar lo que dijo el filósofo  en política y moral John Rawls, un académico de Fulbright y Harvard, cuya noción de sociedad justa es una sociedad en la cual si usted conoce todo acerca de ella, estaría deseoso de entrar en su sistema de una manera aleatoria. Es una bella definición pues si usted es rico, querrá que los ricos tengan más dinero y que los pobres tengan menos. Pero si es pobre, tal vez quiera más igualdad. Pero si usted entra en esa sociedad en cualquier situación posible y no la conoce, tendrá que considerar todos sus aspectos relacionados.

Es como una prueba ciega en la cual no conoce cuál será el resultado cuando tome la decisión de entrar en dicha sociedad, a lo cual Rawls llamó “el velo de la ignorancia”. Si les preguntamos a los ecuatorianos cuál nivel de inequidad quieren tener, ya nos han contestado en las mismas elecciones: Nadie quiere completa igualdad. Nadie piensa (o muy pocos) que el socialismo es una idea fantástica. ¿Qué significa esto? Hay una brecha entre el conocimiento de lo que tenemos y de lo que creemos que tenemos o por lo menos una brecha entre lo que pensamos es correcto tener y lo que creemos que tenemos.

La brecha del conocimiento la creamos educando a la gente a pensar diferente acerca de desigualdad y sus consecuencias en salud, envidia, crimen, etc. Pero hemos construido también una brecha de deseos, consiguiendo que la gente piense diferente acerca de lo que realmente quiere. Finalmente, habría una brecha de acción que es la forma como tomamos estas cosas de desigualdad y lo que realmente hacemos acerca de ello. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Miércoles, 03 Mayo 2017 21:07

Google Adsense

Google Adsense