Martes, 02 Mayo 2017 00:00 Columnistas

Primeros cien días de Trump y el cambio climático

Víctor Mendoza Andrade

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump, el sábado pasado con su acostumbrada prepotencia declaró estar convencido de que estos primeros cien días de gobierno “son casi los más exitosos de la historia del país”.

En su alocución, al referirse al compromiso adquirido por los Estados Unidos, en la reunión de París sobre Cambio Climático (2015), indicó que este se revisaría en los próximos quince días.

El acuerdo que pretende revisar Trump, corresponde a la vigésimo primera sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), así como también la undécima sesión de la Conferencia de las Partes del Protocolo de Kioto (COP-MOP 11) realizadas en París.

El mismo día en el que se cumplían los primeros cien días de Trump como presidente.  En Washington, (por segundo sábado consecutivo) miles de personas se reunieron durante la tarde en una marcha desde las afueras del Capitolio hacia la Casa Blanca. Esta manifestación denominada ‘Marcha del Pueblo por el Clima’, se estima que logró juntar a unas 15.000 personas.  

En las reuniones que se realizaron en París en diciembre del 2015 sobre el Cambio Climático (COP21). Los principales resultados tienen como objetivo fundamental evitar que el incremento de la temperatura media global supere en 2ºC respecto a los niveles preindustriales y busca, además, promover esfuerzos adicionales que hagan posible que el calentamiento global no supere los 1,5ºC. Reconoce la necesidad de que las emisiones globales toquen techo lo antes posible, asumiendo que esta tarea llevará más tiempo para los países en desarrollo. Además incluye la importancia de conseguir una senda de reducción de emisiones a medio y largo plazo, coherente con un escenario de neutralidad de carbono en la segunda mitad de siglo, es decir, un equilibrio entre las emisiones y las absorciones de gases de efecto invernadero. Sienta las bases para una transformación hacia modelos de desarrollo bajos en emisiones. Para ello se cuenta con un importante paquete financiero que ayudará a la implementación del Acuerdo y que deberá construirse sobre la base del objetivo, para los países desarrollados, de movilización de 100.000 millones de dólares anuales, a partir de 2020, a través de distintas fuentes. Este objetivo se revisará al alza antes de 2025.

Estos puntos, entre otros son los que tienen el respaldo de EE.UU. y China, representados por sus dirigentes Barack Obama y Xi Jinping, para cumplir  con el acuerdo de París, por parte de los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero sumándose a los 97 países que firmaron y significan el 69% de las emisiones indicándose que “Revocar el acuerdo, como señalaba el programa electoral de Trump, no le será tan fácil. La decisión solo puede producirse al cabo de tres años de haber firmado, con una notificación previa de otro. Ahora bien, para un político como Donald Trump todo puede ser papel mojado”. (O)

 

 

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense