Lunes, 03 Octubre 2016 00:00 Columnistas

Presidenciables y panorama electoral

Luis Rosero

La definición de las candidaturas presidenciales esclarece el panorama electoral. Tres tendencias disputarán el poder. Como dije, la derecha irá dividida, al menos en la primera vuelta, competirá con la centroizquierda y el progresismo. Habría 4 binomios con más potencial electoral.

La derecha tradicional (DT), con su Unidad (U), proclamó a Cynthia como candidata presidencial, sin la presencia de Juntos Podemos, cuyo líder señaló que no tienen el caudal electoral suficiente. También se alejó SUMA. La U busca captar la Asamblea. Dada la debilidad de la DT, en la Sierra se apoya en Avanza para captar la Asamblea, cuyo líder va primero en la lista para obtener la presidencia de la Asamblea, pero el comando de esta sería del líder de la coalición PSC-MdG. Buscarían echar abajo la reforma institucional del progresismo y adoptar una economía de mercado. El libreto ya fue preparado por Concertación. De la derecha ortodoxa, CREO definió a Lasso y busca vicepresidenciable, quizá de la Sierra. Continúa aglutinando aliados y su última incorporación sería el alcalde de Cuenca, lo que contribuye al equilibrio regional. Coincide con la Unidad en el desmonte del modelo del progresismo.

La ID (centro) definió como su candidato a Paco Moncayo. En artículo anterior dije: “En este nuevo escenario, se sumaría, un cuarto de la ID, con trayectoria política, peso y posibilidades”. Con la renuncia del precandidato presidencial de Unidad Popular, PK, de Ayala, apoyo del FUT y otros, se consolidó la candidatura del exalcalde de Quito y al Acuerdo Nacional por el Cambio (ANC, izquierda), no le quedo alternativa más que respaldar a Moncayo. Ante la renuncia de L. Tibán, ANC buscaría un vicepresidente costeño para el equilibrio regional. Sus objetivos son impulsar la producción, el respeto de libertades y derechos ciudadanos, más democracia y contra la corrupción.

El progresismo (AP) proclamó a Lenín-Glas, con base en encuestas. Su objetivo es continuar la revolución ciudadana. Para ello, además debe tener mayoría en la Asamblea. En Guayas, se postula a exfuncionarios e insisten en algunos de los actuales asambleístas, lo que da una idea de lo que será a escala nacional, cuya lista sería encabezada por un funcionario relevante. La lucha interna por las candidaturas se define por la cúpula, por eso se alejó C. Democrático. El riesgo es quedarse sin mayoría en la Asamblea y el desmonte de la reforma institucional.

Dado este escenario, la oposición irá dividida. La entrada de Moncayo repartirá los votos en la Sierra, con lo cual sale favorecido el progresismo. La derecha tiene su base en la Costa. De ahí que la corriente tradicional se apoye en Avanza y quizá con Podemos para apuntalarse en la Sierra. Creo y sus aliados buscan reforzar posiciones en esta región con un vice de la Sierra y alianza con Cabrera. Si bien el progresismo va primero en las encuestas, lo difícil es la segunda vuelta en la que la derecha podría unirse.

Con el desgaste del progresismo y el tinte neoliberal de la derecha, Moncayo puede dar la sorpresa. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense