Sábado, 26 Noviembre 2016 00:00 Columnistas

Prensa privada aún sin sus preferidos

Oswaldo Ávila Figueroa, ex docente universitario

La prensa privada, por el ridículo y torpe fraccionamiento  de la oposición reaccionaria, traidores, ambiciosos sin  límite, vanidosos, los aferrados a sus privilegios, los sin bandera y negociantes de la política; se desubica y no decide, definitivamente, su apoyo a un presidenciable que se acerque más al binomio de la victoria, Lenín Moreno-Jorge Glas, y además confiable, que le garantice la protección de sus intereses.

Por lo menos, en este período preelectoral, los columnistas de los medios ‘independientes’ se abstienen de elogiar al aspirante de su preferencia y formular comentarios precisos hasta que se clarifique y marche a plenitud el proceso electoral que culminará en febrero de 2017 con la selección popular de los nuevos mandatarios y la renovación de la Asamblea Nacional.

Es de suponer que los restos de la partidos que se movilizaron contra el ‘correísmo’, de fracaso en fracaso, ahora están listos a intensificar su desesperación en busca de alguna curul  y, más que todo, para dar una nueva batalla y no caer en un vergonzoso resultado electoral y posteriormente no ser borrados, definitivamente, del Registro Electoral. Uno  u otros candidatos, con su sueño presidencial, convertidos ahora en fogosos oradores para ser tomados en cuenta por la prensa privada, escandalosa, a manera de propaganda anticipada en su camino a Carondelet. No olvidarse de que el mensaje es saludable cuando enfoca temas en su realidad y plantea soluciones factibles, no ofertas demagógicas; pero si esa perorata se nutre de odio, pierde sentido y desciende en el desprecio popular.

Aunque no se abre, oficialmente, la campaña electoral, ciertos articulistas y políticos de mínima cuantía se atreven a denunciar presunto fraude en el contaje de votos, en el fondo, es expresión de presagio de que la victoria pertenecerá al binomio de la Revolución Ciudadana.

Como los tantos presidenciables de la oposición se sienten derrotados, a manera de rara estrategia, entre ellos ya empezaron la disputa acalorada y de tono agresivo; unos por llegar a la segunda vuelta, supuestamente, y otros, para no convertirse en afrentosos colistas.

En ese escenario real, la prensa ‘independiente’, los partidos y grupos de oposición, se arman con todos los recursos y maniobras, no para medirse democráticamente, sino para insultar y calumniar a los candidatos de Alianza PAIS y sus aliados; principalmente sabotear el proceso electoral.

El binomio de la Revolución Ciudadana ha prometido seguir en la construcción de la patria nueva, defender las conquistas logradas y mejorarlas en beneficio de los ecuatorianos olvidados. Alianza exhibe, con el silencio de la oposición, como fortaleza, su gigantesca obra social, ingentes incentivos en las áreas de educación y salud, construcción de nuevos hospitales, extensas redes de comunicación y más inversiones para mejorar las condiciones de vida de los ecuatorianos. Es anhelo general, más empleo, seguridad y total rechazo a la injuria, violencia y sabotaje. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense