Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Columnistas

"Por los medios que sean necesarios" (I)

Juan Montaño Escobar

La oralidad, en el sentido de nuestra Ancestralidad, no ha perdido su capacidad de pedagogía reflexiva y popular en la cotidianidad conversacional y en la sencilla narrativa de las pequeñas epopeyas de gente de comunas; nos ahorra horas de lectura o al revés te empuja al mejor refine intelectual en vecindad cognitiva con libros y documentos.

Cuando hijos, nietos y algunos sobrevivientes de la guerra civil (1913-1916) en Esmeraldas confirmaron de viva voz a quienes tuvieron la paciencia de escucharlos, que se fueron a pelear por ‘tierra y libertad’ confirmaban la constante cimarrona en las Américas, precisada por Malcolm X: “Por los medios que sean necesarios”. También acredita el sentido comunitario de esas batallas, aunque el término bélico no es gratificante. El maestro Juan García, nieto más directo del Abuelo Zenón (mujeres y hombres negros, de alguna manera lo somos), cuenta (oralidad) y escribe (grafía colectiva) que su preocupación filosófica y política fue ‘territorio y libertad’. Ahí el Abuelo comunitario fue precursor de eso que los académicos llaman ahora ‘pensamiento crítico decolonial’.

El 15 de octubre de 1966, hace 50 años, se creaba el Partido de los Panteras Negras (BPP, acrónimo en inglés) fue la sublimación operativa del pensamiento crítico descolonizador de Frantz Fanon, las urgencias revolucionarias de Malcolm X, el análisis social y político de K. Marx y V. I. Lenin y las particularidades del proceso chino dirigido por Mao Zedong. A todo aquello mezclaban sus simpatías fidelistas y guevaristas.

Hicieron (o al menos intentaron con relativo éxito) esto que Silvia Rivera Cusicanqui, de Bolivia, propone para hoy: “…otra ciencia social, que no divorcie el cerebro del cuerpo, la ética de la política, el hacer del pensar”. Huey P. Newton, Bobby Seal, Eldridge Cleaver, Afeni Shakur, Stokely Carmichael (Kwamé Toure), entre otros, no dejaron nada al azar, desde la recuperación del simbolismo estético fisonómico (el natural hair o afro style) hasta aquello que proclamaron como cultura revolucionaria (black fashion, prensa popular negra y revalorización histórica). La juventud del llamado Tercer Mundo imitó rebeldía y moda, convirtiendo en íconos incuestionables a unos jóvenes considerados por Edgar J. Hoover, gran jefe del FBI, como la mayor amenaza para los Estados Unidos.

La opresión universalizada, en mayor o menor grado, de las comunidades negras obliga a enfocar las luchas desde la territorialidad (biofísica y cultura) y el alcance actual de procesos liberacionistas como el de los Panteras Negras con sus contradicciones casa adentro. Las reflexiones se adaptan a la respuesta del opresor. Él “por los medios que sean necesarios” del BPP consideraba re-ilegalizar la evidencia criminal, por ejemplo, las acciones de racismo negaban (niegan aún) lo prescrito en la Constitución estadounidense o en cualquier otra ley menor que garantizara la igualdad de derechos de las personas. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense