Viernes, 28 Abril 2017 00:00 Columnistas

Plan de Gobierno 2017-2021

*Fernando Falconí Calles

Para elaborarlo, Alianza PAIS promovió más de 2.000 Conferencias Ideológicas en todo el territorio nacional. Participaron organizaciones de base de las ciudades y el campo, gremios, asociaciones, colectivos diversos y ciudadanía en general, quienes desde sus diversas miradas aportaron para la construcción de la hoja de ruta que acompañará al nuevo gobierno de la Revolución Ciudadana. En este proceso participaron 70.000 ecuatorianas y ecuatorianos, 71% de ellos pertenecientes a zonas rurales y el 29% a zonas urbanas.     

Se sustenta sobre cuatro ejes: sociedad, educación, producción y trabajo digno. El cuanto al primer eje, la tesis central de la Revolución Ciudadana es que Ecuador necesita más sociedad que Estado; si la sociedad no acompaña los cambios programáticos, estos serán pasajeros; si el poder popular no se traduce en fortalecimiento organizativo, en la capacidad de asociarse y en participación, no se logrará generar cohesión social ni acción colectiva.

El gobierno de la Revolución Ciudadana, presidido por Lenín Moreno Garcés, va a fortalecer la autodeterminación de la sociedad y su libertad, pero al mismo tiempo su solidaridad y corresponsabilidad. El Socialismo del Buen Vivir no se hará realidad sin una sociedad nueva, con valores fortalecidos. Una sociedad que crea seriamente en la igualdad, equidad y justicia. Se necesita construir una sociedad responsable con el ambiente que deje a las generaciones venideras un planeta sano y no destruido. No hay lugar para el consumismo, despilfarro, desperdicio. Todo esto debe traducirse en una sociedad que desarrolle todas sus capacidades: abierta, equitativa, participativa, que tenga plena conciencia de que está construyendo el futuro.

La convicción participativa de la gente en la construcción de su programa de gobierno plantea un reto mayor: vigorizar el campo de la política para continuar cambiando las relaciones de poder. Si en la ‘década ganada’ se generaron las bases para tener un Estado institucionalizado, los próximos cuatro años deben ser protagonizados por la sociedad. Para cumplir con este fin superior es indispensable una ciudadanía consciente de que el destino del país está en sus manos.

En cuanto a educación, se continuará construyendo el Ecuador del Conocimiento. Asegurar educación de calidad en todo el ciclo de vida es el reto. El desarrollo de las capacidades en niños y niñas de 0 a 5 años es lo más responsable y rentable en política pública.

Se mantendrá la cobertura universal de la educación básica y se enfrentará el reto de universalizar la matrícula del bachillerato y la permanencia de los jóvenes en el sistema educativo. Ninguna niña / niño o joven de Ecuador será privado de educación de calidad por falta de dinero de sus padres.

Se completará la transformación de la educación superior; se dará prioridad a la implementación de institutos técnicos y tecnológicos a nivel nacional. El compromiso con la equidad educativa seguirá adelante: el 70% de los jóvenes en la universidad es el primero dentro de sus hogares en acceder a este nivel de estudios. Se vinculará a los jóvenes investigadores con el sector de la economía popular y solidaria para innovar bienes y servicios. Se fortalecerán vínculos entre universidades y sector productivo. El gobierno de la Revolución Ciudadana se compromete a potenciar una nueva economía: la economía del conocimiento. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense