Parar el cambio climático (1)

- 06 de junio de 2017 - 00:00

Fue el mensaje expresado en una carta abierta que mandaron a Trump (cuando era candidato), defendiendo que salirse del Acuerdo de París sobre el cambio climático “tendría consecuencias duras y duraderas” para el futuro de Estados Unidos y de la Tierra en su conjunto. La carta fue firmada por más de 300 científicos estadounidenses de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la mayor institución científica del país.

Parece imposible (indicamos en un artículo anterior) que el presidente de la nación más poderosa del planeta y sus asesores desconozcan que el 13 de abril de 2014 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) publicó la tercera y última parte de un informe en el que se advierte sin rodeos que solo tenemos 15 años para evitar superar el umbral de un calentamiento global de dos grados, advirtiendo que, más allá de este límite, las consecuencias serán dramáticas.

 Estados Unidos de Norteamérica es el segundo país mayor emisor de gases causantes del calentamiento global, superado solamente por China. La suma de las emisiones de estos dos países supera el 60% del total de las emisiones del planeta.

En 1997, las naciones desarrolladas prometieron reducir sus emisiones en un promedio de 5% para el período entre 2008-2012, firmando el Protocolo de Kioto, al evento no asistió China y Estados Unidos se abstuvo de firmar. Años más tarde, en 2001, Estados Unidos, por la intervención del presidente Bush, se retira del proceso. Los argumentos que se utilizaron fueron similares a los actuales: pérdidas de puestos de trabajo y de producción señalando que, a la postre, los más perjudicados serían los países subdesarrollados. En definitiva, el Protocolo de Kioto no se cumplió y con estas malas experiencias y comenzando a experimentar las consecuencias del cambio climático hemos llegado a la COP 21.

En París, en 2015, entre el 30 de noviembre y 12 de diciembre, la comunidad planetaria, representada por 190 países, celebró la vigesimoprimera sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21), así como la undécima sesión de la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (COP-MOP 11).

De forma paralela, se celebró la cuadragesimotercera reunión de los Órganos Subsidiarios de la Convención, tanto del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA, por sus siglas en inglés) como del Órgano Subsidiario de Implementación (SBI, por sus siglas en inglés).

La COP 21 terminó con la adopción del Acuerdo de París, que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020. Se trata de un acuerdo histórico de lucha contra el cambio climático, que promueve una transición hacia una economía baja en emisiones y resiliente al cambio climático. Calificándose como “un texto que refleja y tiene en cuenta las diferentes realidades de los países, es justo, ambicioso, duradero, equilibrado y jurídicamente vinculante”. (O)