Viernes, 10 Febrero 2017 00:00 Columnistas

Obras son amores...

*Fernando Falconí Calles

En tiempos de campaña electoral la primera víctima es la verdad; de esa muerte son autores algunos medios privados que se dedican a mentir. En la larga noche neoliberal, era conocida la relación incestuosa entre banqueros y ciertos medios de información privados. Estas elecciones se dan en un contexto geopolítico en el que se debe demostrar que los gobiernos progresistas tienen presente y futuro en América Latina y el Caribe.

Frente a las falsedades que se inventa un trío destemplado llamado ‘Los prófugos’; frente a los representantes de los sectores políticos de derecha que negaron el apoyo a la ley que creaba fondos para nuestros hermanos de Manabí y Esmeraldas, la inteligencia y la intuición de la mayoría del pueblo ecuatoriano dará su veredicto. Para que la verdad salga a flote, es necesario ejecutar un ejercicio simple: recordar lo que la Revolución Ciudadana ha hecho y revisar el Programa de Gobierno 2017-2021 en donde consta lo que se hará. Con relación a lo primero: dos millones de ecuatorianos salieron de la pobreza, porque se redistribuyó la riqueza nacional. Más de 250.000 niños dejaron de trabajar y ahora forman parte del nuevo sistema educativo.

En Ecuador, hay 2.000 Centros Infantiles del Buen Vivir que reciben a más de 300.000 niños. El Bono de Desarrollo Humano lo reciben 400.000 familias. La clase media aumentó del 29% al 41%. Se otorgaron $ 800 millones en créditos solidarios. La desigualdad se redujo en 6%. El modelo de inclusión social para personas con discapacidad es referente a nivel internacional, hoy trabajan 80.000 personas con todos los derechos laborales. Se han entregado 300.000 viviendas a nivel nacional. Más de 150.000 familias se han beneficiado con préstamos hipotecarios. Fueron inauguradas 121 unidades educativas del milenio. Matrículas, uniformes, alimentación y textos escolares son gratuitos para niños y niñas. Doscientos colegios públicos ofertan Bachillerato Internacional. Ecuador tiene el mayor avance educativo a nivel regional, según cifras de la Unesco.

Para las nuevas generaciones se necesita una educación superior de excelencia; los jóvenes son el pilar del futuro. Con esta perspectiva se fundaron cuatro universidades emblemáticas: Yachay, centro de innovación, ciencia y conocimiento. Universidad Regional Ikiam, en la Amazonía, dedicada a las ciencias naturales y al bioconocimiento. La Universidad de las Artes, para incentivar el desarrollo cultural. Universidad de Educación, para la formación -al más alto nivel- de nuestros maestros. Se repotenciaron 34 institutos superiores tecnológicos. Hay 15.000 estudiantes becados en las mejores universidades del mundo. Las universidades públicas y privadas fueron categorizadas; actualmente continúan mejorando su nivel académico, bajo la supervisión de la Senescyt.

Se construyeron 8 centrales hidroeléctricas. Tres parques eólicos. Se inauguraron siete proyectos multipropósito para el agro: no más sequía, no más inundaciones que destruyan los cultivos. Ecuador ocupa el quinto lugar -a nivel mundial- en seguridad energética.

En el Plan de Gobierno 2017-2021 consta el reforzamiento del turismo responsable; convertir a Ecuador en una potencia cultural; conservar la soberanía y la autoestima. La gente dirá sí a los constructores; dirá no a los representantes de la derecha que destruyeron al país y expulsaron a dos millones de compatriotas.

El domingo 19 de febrero de 2017, en una sola vuelta, el Buen Vivir continuará por cuatro años más. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense