Jueves, 09 Marzo 2017 00:00 Columnistas

Mi homenaje a las mujeres

Jorge Núñez Sánchez - Director de la Academia de Historia de Ecuador

La llegada del 8 de marzo me ha motivado a rendir homenaje a las mujeres, mediante una remembranza de aquellas que se destacaron en nuestra historia, a partir de una nómina inevitablemente incompleta y arbitraria.

Quiero destacar a esas mujeres libertarias de la época de la independencia que, a su modo, formaron una organización femenina para luchar por la libertad de su país: Manuela Espejo, Manuela Cañizares, Josefa Tinajero, Rosa Zárate y María Ontaneda y Larraín, entre otras. A ellas se unieron, en la segunda oleada de esfuerzos y combates, Rosa Campuzano y Manuela Sáenz.

Ya en el siglo XIX, se destaca la poeta Dolores Veintimilla, escritora sensible y apasionada, que se rebeló contra la dominación patriarcal que la condenaba al silencio, mereciendo por ello una persecución eclesiástica que la orilló al suicidio. Y también la escritora e historiadora Marietta de Veintimilla, que participó en las guerras civiles de su tiempo y escribió un libro que estremeció a las buenas conciencias: Páginas del Ecuador. A caballo entre el XIX y el XX se alzan dos figuras epónimas de la lucha femenina por la educación: las de Aurelia Palmieri Minuche y Matilde Hidalgo Navarro. Aurelia fue médica y precursora feminista. Se graduó como bachiller por fuera del sistema formal y luego fue la primera estudiante universitaria del país gracias a un decreto supremo del general Alfaro. Matilde, por su parte, enfrentó similares barreras y prejuicios hasta convertirse en médica, tras lo cual fue la primera mujer que votó en unas elecciones nacionales y que fue electa munícipe y diputada.

Formidable figura del siglo pasado fue Nela Martínez Espinosa, escritora y luchadora social, militante comunista y combatiente por todas las causas del progreso humano. En 1939 fundó la Alianza Femenina Ecuatoriana y luego participó en la revolución de mayo de 1944, dirigiendo la toma del Palacio Nacional, tras lo cual fue diputada a la Asamblea Nacional Constituyente.

Legión aparte constituyen las escritoras, pensadoras, artistas y luchadoras sociales del último siglo: Dolores Sucre, María Alieri, Zoila Ugarte, Aurora Estrada, Alba Calderón, Germania Paz y Miño, Laura Pérez, María Ramona Cordero, Moraima Ofir Carvajal, Rosaura Galarza, Blanca Martínez, Aurora Estrada, Isabel Herrería, Dolores Cacuango, Tránsito Amaguaña, Araceli Gilbert, Eugenia Viteri, Piedad Peñaherrera, Carlota Jaramillo, Ileana Espinel, Toty Rodríguez, Alicia Yánez, Argentina Chiriboga, Violeta Luna, Ana María Iza, Magdalena Jaramillo, Zonia Palán, Laura Hildalgo, Guadalupe Larriva, Fina Guerrero, Elsie Santillán y Ruth Bazante.

Y faltan por citar las deportistas destacadas, desde Jacinta Sandiford hasta Maribel Caicedo, pasando por Mariuxi Febres-Cordero, Martha Guerra, María Cangá, Liliana Chalá, Martha Tenorio, Alexandra Escobar, Ángela Tenorio, Miriam Ramón y Sandra Ruales.

Cierro la página mencionando a las maestras ecuatorianas, que con gran esfuerzo han llevado y llevan la luz de la educación a los más apartados rincones del país. He decidido homenajearlas citando a tres de ellas, cuya vida he conocido y admirado: Abigaíl Ríos Dávila, Amada Sánchez García y Clara Sánchez Carrera.

Con esto busco homenajear a todas las mujeres del Ecuador, a las notables y a las olvidadas, a las conocidas y a las desconocidas, a las que migraron en busca de progreso y a las que se quedaron y, en el silencio de su hogar, laboran calladamente en beneficio de sus familias y del progreso nacional. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense