Sábado, 05 Noviembre 2016 00:00 Columnistas

La oferta cangreja de la oposición: retroceder las conquistas logradas en la Revolución Ciudadana

Edmundo Vera Manzo

Existe un denominador común en todas las candidaturas opuestas a la de Lenín Moreno y Jorge Glas, de la Revolución Ciudadana: desaparecer por completo las conquistas alcanzadas por el pueblo ecuatoriano en su patrimonio físico y bienestar social en los últimos diez años de la década mejor ganada de la historia nacional.

La oposición ofrece borrar del mapa del país todas las obras materiales realizadas por la Revolución Ciudadana en el gobierno de Rafael Correa (escuelas, colegios, universidades, carreteras, hospitales, unidades policiales en los barrios, centrales hidroeléctricas, parques, etc.). No se sabe cómo lo harán: con qué explosivos, oraciones, drogas, bombas atómicas, resucitar a quienes destruyeron a Cartago o Atila para que nada quede utilizable, para que luego de que pasen los demoledores de las obras de la Revolución Ciudadana haya que hacer el doble gasto de reconstruir de nuevo.

La oposición también quiere borrar las obras inmateriales, a la cabeza la Constitución de 2008 y las leyes derivadas. Es decir, que los derechos y obligaciones formulados en el nuevo pacto social del Buen Vivir, que todavía hace falta implementar y respetar, vayan al tacho de la basura. El retorno de la Inquisición con sus Torquemadas y  Pinochets criollos, retornar a la ley de la selva en las relaciones económicas y sociales, que exista libertad absoluta para que los tiburones y piratas de los negocios y la política puedan hacer lo que les dé “la regalada gana”, comerse a todas las sardinas y cangrejos, sin respetar un tiempo de veda, sin que se pongan salvaguardias que garanticen la reproducción y la vida de los más débiles. Que no existan controles aduaneros, que no se paguen impuestos, por tanto, que no se garanticen ni existan servicios sociales públicos (educación, salud y seguridad social pública). Que los capitales y las ganancias vuelen como las golondrinas sin ningún compromiso de redistribución social con los lugares donde nacieron. Para que las poblaciones nativas se mueran por enfermedades y los sobrevivientes e ignorantes sean fácil presa de sus depredadores. Que se “adelgace la burocracia del Estado obeso”, que quede un mínimo de servidores públicos (incluidos policías y militares) para que las águilas, buitres y pirañas privadas lleven la mayoría del presupuesto contratando barcos privados. Un mundo feliz para una minoría privada obesa, que desperdicia el alimento y guarda en baúles sus tesoros escondidos en paraísos terrenales y el resto en quebradas, selvas, manglares, ríos y aguas contaminadas. Un paraíso terrenal para pocos y el infierno y una larga oscura noche liberal y medieval para la mayoría.

La oposición no plantea ir hacia un futuro, más allá de las propuestas de la Revolución Ciudadana, que, como toda obra humana, es capaz siempre de ser mejorada. Quiere retroceder a la era del capitalismo salvaje donde una especie de peces grandes y gordos parecidos a las ballenas orcas, llamados financistas, son el terror de los mares, se devoran a la mayoría y a través de los peces brujos asustan y dominan al resto.

Qué tristeza de mundo nos ofrece la oposición, donde sus mejores peces, los ecologistas y los izquierdistas sectarios, no pueden hacer prevalecer sus sueños y se ponen a la cola de los peces y especies marinas más retrasadas. La oposición, como en el mito de la caverna de Platón, quiere llevarnos al fondo de la cueva donde existe la oscuridad, las tinieblas y la ignorancia, en vez de mirar hacia afuera, adelante, donde se encuentra la salida, la luz y la esperanza.

Parafraseando la famosa frase de Albert Einstein: “Locura es pretender cambiar haciendo lo mismo”, mayor error y absurdo es pretender cambiar caminando hacia atrás, repitiendo caminos y ‘soluciones’ fracasadas en nuestro país y en otras latitudes, y que, si se continúan repitiendo, podrían llevar a la humanidad y a la naturaleza al desastre. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense