La cultura y las propuestas de campaña

| 17 de Marzo de 2017 - 00:00

En las encuestas y en los focus group que los estrategas de las campañas electorales realizan periódicamente el tema de cultura no aparece. A muy pocos les interesa y, por tanto, la cultura no forma parte de las agendas clave de sus propuestas de gobierno. A los medios masivos de comunicación tampoco les interesa; en los distintos diálogos y entrevistas que realizan, sobre todo en los informativos de televisión, a los entrevistadores no se les ocurre abordar, con los candidatos o sus voceros,  los temas de cultura.

La cultura, en verdad, debería ser uno de los ejes fundamentales para una gestión de gobierno. A donde va la cultura, va el país. Por ello, sí es importante, aunque no sea un reclamo mayoritario, que se presenten sus propuestas respecto a la cultura.

El candidato de la banca, Guillermo Lasso, ha ofrecido zonas francas para la cultura y el teatro del barrio. El proyecto de las zonas francas no es nada nuevo. Por el contrario, es un proyecto del PP español.

La zona franca de cultura se implementó en el Barrio de las Letras, en Madrid, cuando Ana Botella era la alcaldesa. Y recordemos que Botella es la esposa del expresidente Aznar, del derechista Partido Popular, y quien asesora, a través de fundación FAES, al banquero Guillermo Lasso. Y recordemos que más del 50% de los actores españoles no tienen empleo. Se cerraron decenas de librerías y salas de cine. Solo en La Gran Vía, en donde funcionaban 13 salas, ahora solo funcionan 3.

De su parte, el candidato Lenín Moreno plantea mejorar la calidad de la educación y, como hemos insistido anteriormente, si no tenemos un país de lectores y formación artística desde los primeros años de vida, será imposible convertirnos en un país del conocimiento.

Lenín Moreno ha propuesto: “Saldaremos con prioridad cuatro deudas pendientes: la implementación del Plan Nacional de Fomento al Libro y la Lectura; el fortalecimiento de las redes nacionales de bibliotecas y museos; implementaremos una red de circulación de bienes y servicios culturales; y reactivaremos la política de conservación y puesta en valor de nuestro patrimonio cultural para el acceso y disfrute de todos los ecuatorianos”.

En días pasados, más de 150 artistas y creadores ecuatorianos suscribieron un manifiesto de respaldo a la candidatura de Lenín Moreno. En este manifiesto, los artistas expresan su confianza en la gestión del candidato y sus propuestas de cultura: “Porque la cultura es un derecho que no se transa, es un bien público y responsabilidad del Estado. Porque valora como corresponde el trabajo de los artistas y gestores culturales, y porque defiende los derechos a la seguridad social de todos los ecuatorianos, así como los derechos culturales. Porque está convencido de que la educación y el arte van de la mano para formar mejores ecuatorianos. Porque a través de la cultura y sus expresiones nos reconocemos y valoramos nuestra diversidad como nuestra mayor riqueza”.

Para decidir nuestro voto, sin embargo, es necesario ir más allá. Por ello, coincido plenamente con el escritor Abdón Ubidia, cuando dice: “Mi voto por Lenín Moreno, porque no quiero que perdamos la salud, la educación, el seguro social y los bienes públicos, como carreteras, hidroeléctricas, grandes puentes. Porque quiero que el petróleo, el agua y la luz sigan siendo servicios públicos. Porque no quiero que los privaticen. Porque el bien público es el capital de los que no tienen capital. Porque el bien público es el capital de los pobres y de la clase media”. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: