Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Columnistas

Festejos en Cochasquí de Tocachi

César Hermida

Son importantes las festividades y ritos de los solsticios y equinoccios. Acaba de concluir uno. Con este o cualquier otro motivo, ningún ecuatoriano debería dejar de visitar las pirámides o tolas de Cochasquí, en la parroquia de Tocachi, cuyo complejo arqueológico, que está a cargo del Gobierno Provincial de Pichincha, es un ejemplo de recuperación y cuidado.

Hace casi dos años, el proyecto Cecuida (Centro de Cuidado del Adulto Mayor) de la mencionada parroquia festejó el cumpleaños 102 de doña María Hortensia Sotamín Coyago (EL TELÉGRAFO, 20 12 14). Ella nació junto a las pirámides de Cochasquí, cuando allí los campesinos producían trigo, cebada, papas, lentejas, maíz, y cuidaban a las vacas, borregos, chanchos, pero para los hacendados; mientras como peones dormían en sus huasipungos. Además, los patrones obligaban a las mujeres solteras a servirles en sus casas.

Ella siempre vivió en Tocachi, en los últimos años con su hijo Luis Alberto, que ahora tenía 78 años, en su modesta vivienda de paredes de adobe con piso de tierra. Doña María Hortensia es ‘pilas’ como dicen los muchachos de hoy, vive y conversa con alegría y tranquilidad, y recibe el bono de desarrollo humano del MIES, además de la comida diaria en el proyecto Cecuida que, como muchos otros proyectos de la Junta Parroquial, está apoyado por la Mancomunidad de Parroquias de Pedro Moncayo, en convenio con la Universidad Central del Ecuador, la fundación Cimas, el Gobierno Provincial y otras entidades gubernamentales.

En agosto, la Universidad Central (UCE) presentó su rendición semestral de cuentas de los proyectos de 17 carreras del Programa de Vinculación con la Sociedad. Con la presencia del rector, el director del Área Social del Gobierno Provincial, el Alcalde de Pedro Moncayo, el presidente de la Junta Parroquial de La Esperanza a nombre de la Mancomunidad, se señaló que la UCE había estado presente desde hacía más de cinco décadas, desde las investigaciones y acciones de relevancia mundial en torno a la prevención del bocio y el cretinismo endémico, hoy eliminados.

Ahora son otros tiempos, han mejorado los estilos de vida individuales y los modos de vida grupales y culturales, se festejan los ciclos solares junto con los logros colectivos interculturales, interinstitucionales, interdisciplinarios. La academia trabaja con investigaciones y acciones participativas para una calidad de vida que va de lo individual a lo grupal y territorial, para satisfacer las necesidades humanas objetivas, subjetivas y sociales. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense