El miedo de la oposición revela el triunfo de Lenín - Jorge

| 18 de Marzo de 2017 - 00:00

El miedo de la oposición abierta, avergonzada, oculta o camuflada, de perder privilegios y su fácil e ilícita acumulación de riqueza, incluida la prensa rabiosa mal llamada “independiente”, revela una nueva derrota electoral y el triunfo del binomio Lenín Moreno-Jorge Glas. Esa tembladera aprisiona, principalmente a los oligarcas, que ya presienten la sepultura del neoliberalismo, sistema que protege su fortuna y garantiza su influencia en los regímenes de derecha; y en su desesperación, invierten todo su contingente para entorpecer y frenar el tránsito de Lenín y Jorge hacia la cumbre de Carondelet.

La prensa comercial por sí sola se agrega o incluye en la lista de los derrotados en la primera vuelta electoral, y como teme en el futuro la pérdida de su negocio insiste con mayor descaro en la manipulación de los sucesos que podrían afectar al régimen del Buen Vivir y al binomio de Alianza PAIS y sus aliados; difusión de comentarios cargados de odio contra el líder de la Revolución Ciudadana, Rafael Correa, y concediendo amplias coberturas a disminuidos dirigentes de la derecha, de escasa significación y hasta de dudosa preparación académica, pero eso sí, prestos a elogiar al candidato de la rancia aristocracia bancaria, a manera de aliento, para empujarlo hacia su sueño quimérico presidencial.

Lo cierto es que la oposición como se siente vencida utiliza recursos, artimañas y la poderosa fortuna de la oligarquía, en la búsqueda afanosa de un nuevo cuadrilátero, propicio, supuestamente, para encender ataques certeros contra Lenín y Jorge, en su intento por impedir una nueva victoria. En esa estrategia se evidencia vergonzoso pacto entre partidos o grupos en decadencia, la prensa como negocio y la banca nacional y extranjera con el compromiso de ganar en las urnas por cualquier vía.

Es tan marcado el pánico de la oposición, desde la primera vuelta electoral, en que ciertos dirigentes políticos frustrados lanzaron a rodar rumores de que se fraguaba presunto fraude en el contaje de votos, hoy esos mismos desahuciados y pronto a ser borrados del mapa arman lo que ellos llaman “operativo por control electoral”, bajo la coordinación de L. Tibán, recientemente, avergonzada en las urnas y para el colmo de la audacia, otro aventurero, simula de sabio, para dictar una conferencia sobre fraude en los comicios; en tanto el titular de CNE invoca respeto en la campaña y explica la transparencia del proceso en una amplia y documentada rueda de prensa.

En otro escenario, los servidores del líder de CREO, carentes de ideologías y perturbados por la ambición y el odio, dentro de la campaña sucia insisten en los trillados temas, libertad de expresión, defensa de la democracia y derogatoria de las leyes educativas y comunicación; es decir, terminar con la educación gratuita en los tres niveles del sistema y dejar vía libre a los periodistas privados para utilizar la distorsión de los hechos, la mentira y la ofensa en su intento por desprestigiar a la Revolución Ciudadana, y en este caso adular al desesperado presidenciable, representante de la oligarquía y la bancocracia que puja por llegar, aunque sea al portal de Carondelet.

Los belicosos de la oposición mientras tiritan de miedo al presentir otra caída, Alianza PAIS, su binomio Lenín – Jorge, sus aliados y simpatizantes transitan optimistas porque tienen un mundo por ganar. Lenín reitera su llamado a fortalecer la lucha para asegurar la consagración del proceso de cambio. Abre sus manos hoy y mañana para quienes anhelan el bienestar de todos y definitivamente cerradas a los que pugnan por regresar al nefasto pasado. Ratifica que gobernará, principalmente, en beneficio de los pobres. (O)