El Macrilasso y Páez

| 14 de Marzo de 2017 - 00:00

Nadie puede dudar de que los prófugos de la justicia, los hermanos Isaías a la cabeza, y utilizando como coordinador al célebre Carlos ‘Charlie’ Pareja Cordero, y en asocio con su tocayo Carlos Pareja Yannuzzelli (a) ‘Capaya’, se confabularon para llevar adelante un concierto delictivo que les permita gestar un proceso de latrocinio de fondos públicos y de contribuciones delictivas, de empresarios interesados en realizar obras públicas y otros negocios con fondos del Estado, para impulsar la campaña electoral de Guillermo Lasso, que tiene el sueño ilusorio de llegar a ser Presidente, para que él limpie los delitos en los que están involucrados.

Este señor quiere replicar para Ecuador la posibilidad de gestar un régimen similar al de Macri de Argentina, y el grupo de confabulados encontró a la persona apropiada para manipular los acuerdos y lograr materializar esa aspiración.

Ese individuo, que había sepultado al partido Izquierda Democrática (ID),  hoy es el candidato a la Vicepresidencia, en la fórmula que encabeza el candidato Lasso, nada menos que el politiquero Andrés Páez.

Con ingenio, se juega la posibilidad de juntar los dos apellidos y la idea de vincular al argentino con el ecuatoriano, para componer el ‘Macrilasso’, que ya está en la palestra electoral, formando el binomio receptor de todos los desertores de las tiendas políticas y de todas las ideologías.

El pueblo ecuatoriano está enterado de la crisis que asola a la República Argentina, la que ya se levanta en señal de protesta por las farsas y mentiras que registra su actual mandatario.

A medida que avanza el tiempo, se van conociendo las andanzas y manipulaciones politiqueras que ha caracterizado al señor Macri, y los electores podrán comparar y asociar con las propuestas que hizo para llegar a la Presidencia y luego traicionar de forma inhumana, sacrificando a la gente más pobre de ese país.

Lasso ha repetido la oferta de generar un millón de empleos que inauguró Macri, en cifras que no calzan por la diferencia de población entre uno y otro país, los niveles de desarrollo industrial y del aparato productivo.

Y como Macri defeccionó e incumplió su baratillo de ofertas, igual ocurriría si por desgracia el banquero llegase a la Presidencia.

Los medios de comunicación electrónica no cesan de reproducir las reacciones en contra de los que, traicionando la historia de su pasado, se alinean desvergonzadamente atrás de los autores del feriado bancario y la crisis de la década perdida.

Es bueno que se produzca una decantación en el panorama político, cuando el propio pueblo elector los castigue, negándoles su respaldo, y la posibilidad de seguir intentando llegar a ocupar cargos de elección, de los que ya fracasaron en la reciente data.

Por esa razón, es indispensable que el pueblo alineado, que respalda a los candidatos de Alianza PAIS, no descanse un instante, ni deje pasar a los familiares, amigos y conocidos, sin consolidar la adhesión de ellos, a la causa que garantice la continuidad de la Revolución Ciudadana.

Cada voto será la forma de castigar a Lasso, a Páez y a sus compinches. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: