Sábado, 04 Febrero 2017 00:00 Columnistas

Día del cáncer: entendiendo su genética

César Paz-y-Miño

La Organización Mundial de la Salud designó el 4 de febrero Día Mundial del Cáncer (Ca). El cáncer tendrá un incremento abrumador en la próxima década, llegando a 25 millones de casos nuevos hasta 2025. Un verdadero problema de salud pública.

Todos los cánceres tienen como base para su desarrollo la alteración de los genes. Los genes determinan el origen, la progresión y diseminación del Ca. Se calcula que de los 23.000 genes existentes solo el 1% estaría implicado en el Ca. Todas las personas cuentan con genes de Ca que funcionan normalmente y cumplen un papel importante en la vida de células y tejidos. Cuando estos genes mutan, las células y tejidos de cualquier órgano se descontrolan y se produce un Ca.

Existen al menos 200 tipos de cánceres en que un número variable de genes están involucrados en su complejidad. Por ejemplo, en el  Ca de estómago participan 50 genes, en el de pulmón, 140; el de mama, 33; o próstata, 40. Lo que significa que varios factores coadyuvan e interactúan en el desarrollo de Ca, por eso lo complejo de entenderlo a profundidad.

Sabemos mucho del Ca, pero no suficiente para solucionarlo en su totalidad. Entendemos los factores de riesgo (edad, dieta inadecuada, consumo de tabaco, exposición a químicos, sustancias industriales), e incluso sabemos que cada grupo poblacional y cada etnia en diferentes localizaciones geográficas tienen un tipo u otro de cáncer, así como su mayor o menor agresividad, y todo esto está en los genes, al igual que la respuesta a los tratamientos.

Desde el punto de vista genético, hemos mejorado los diagnósticos basados en evaluar genes, hemos creado nuevos fármacos para bloquear genes o sus derivados (proteínas) y se está implementando la edición genética como una nueva herramienta para curarlo. Se ha tenido ya éxito en voluntarios con leucemias y se espera que el beneficio de esta técnica llamada CRISPR/Cas9 sea aplicable para reescribir los genes mutados.

En el Centro de Investigación en Genética y Genómica de la Universidad Tecnológica Equinoccial, estamos estudiando el comportamiento de los genes de los cánceres más frecuentes en mujeres y hombres, para lo cual partimos de evaluar por bioinformática, qué genes son prioritarios investigar, qué papel cumplen y cuáles son las mutaciones que se presentan en la población ecuatoriana. Aspiramos a tener un mapa de mutaciones genéticas del Ca y entenderlo mejor, que este conocimiento redunde en las personas afectadas con esta patología. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense