Con tino. Con mucho tino

| 11 de Julio de 2017 - 00:00

Es innegable que, a través de la historia, son los seres humanos los que han determinado cómo ha de ser la política y los resultados de la gestión de cada ciudadano.

Decimos esto por lo que está ocurriendo en Ecuador a raíz del cambio de régimen, cuando se inicia la aplicación de un nuevo estilo de conducta, que está produciendo incertidumbre, por las afirmaciones que hacen los actores de la alta política, vinculadas al futuro de la nación.

Nuestro espíritu no da para decir de qué lado y con qué argumentos alguien tenga la razón: nosotros queremos manifestar la preocupación de que las afirmaciones de los intervinientes se las haga con mucho tino, para no herir susceptibilidades y para no sembrar desconciertos en las grandes mayorías del pueblo ecuatoriano, que se manifestaron con un decidido apoyo a la Revolución Ciudadana.

Pensamos que la razón de ser del proceso iniciado hace 10 años es el de encontrar un índice mayor de equidad y de disminución de la pobreza, así como la de dar a los más humildes, acceso a la educación, a la salud y a la dotación de servicios básicos, así como vivir en un ambiente de paz y de satisfacción de las necesidades elementales para una vivencia digna.

Con tino, quiere decir: buscando soluciones coherentes y usando un lenguaje apropiado para no herir a la gente.

Se dice que la inteligencia humana es capaz de hallar soluciones a los más graves problemas que aquejan a los pueblos: eso es lo que debemos hacer para no retroceder al pasado y que la restauración conservadora y el imperio del capital no vuelvan a ser los valores hegemónicos de nuestra sociedad.

No sería dable que todo lo ganado en la última década se echara a perder por las imprudencias que se cometan, a lo mejor sin mala intención, pero sí con desatino.

La base popular no puede pagar los platos rotos por las actitudes que llueven desde arriba. Toda la fe y la esperanza por tener mejores días no pueden ser sacrificadas, precisamente, por quienes sembraron esas ilusiones de que exista un país con justicia social, con menos pobreza, con mayores oportunidades de trabajo.

Los cambios logrados en el sistema educativo han permitido que más de 30.000 jóvenes ecuatorianos se eduquen profesionalmente en las mejores universidades del mundo: cuando el país coseche esa trascendental siembra, los cambios que se logren van a ser progresivos, pero también contundentes; y quienes más van a disfrutar de ese desarrollo van a ser, consecuentemente, los que padecen el mayor grado de marginalidad.

Tener tino, para la inteligencia humana, solo significa hablar y actuar con prudencia, con la idea de encontrar soluciones acertadas para darle continuidad al proceso de cambio que se inició con la década pasada.

No podemos sacrificar lo que se ha ganado con esfuerzo y con solidaridad, con pasión e inteligencia. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: