Sábado, 02 Septiembre 2017 00:00 Columnistas

Ciencia y hechos irrebatibles

César Paz-y-Miño

En un artículo de la revista Investigación y Ciencia, de divulgación científica y con importantes aportes, apareció un interesante editorial sobre los conocimientos irrefutables que tiene la ciencia en la actualidad, cuando “tanto se pasan por alto los hechos”.

Se habla sobre el abominable hombre de las nieves o el monstruo del lago Ness, de lo cual no existen pruebas de su presencia.

Se plantea que la evolución es la única exposición científica razonable que explica la diversidad de la vida. Al respecto, los datos genéticos, antropológicos, paleológicos y más, brindan sustento a la evolución e incluso ponen en tela de juicio a las explicaciones religiosas y teístas.

De igual manera, no hay pruebas de que los alimentos transgénicos sean perjudiciales. Tampoco es verdad que usemos solo el 5% de nuestro cerebro.

Aunque es controversial, al presente existe una tendencia fuerte a cuestionar la homeopatía. Se afirma que es una falacia y que atenta contra los principios físicos y químicos. Estados Unidos, por ejemplo, está regularizando su práctica y medicamentos, pues los considera ineficaces, basados en teorías del siglo XIX, no comprobadas.

Es irrefutable el cambio climático y el calentamiento global, con todas las consecuencias que conocemos, aunque existen personas, sobre todo políticos, que piensan que esta afirmación atenta contra la forma de vida de su sociedad consumista, y pretenden desacreditar a los científicos que lo demuestran.

Una cuestión peligrosa para la salud pública mundial es la campaña temeraria e irresponsable contra las vacunas.

Se afirma que causan autismo y nada es más falso. Esta falsedad surgió de un solo médico, ahora desacreditado y retirada su publicación de las revistas científicas. Es abrumadora la evidencia de que la vacuna no tiene ninguna relación con el autismo. Se demuestra que vacunarse es bueno para la seguridad inmunológica colectiva y la salud pública.

Similares falsedades ocurren con el ecologismo antitransgénicos, sin fundamentos científicos.

Debemos tener nuestra mente abierta para romper mitos y la ciencia es el mejor camino, pues nos da la evidencia de que el universo está en movimiento, de que la margarina hace mal, de que en luna llena no hay más crímenes. La ciencia desmitifica las aberraciones pseudocientíficas.

La intención de mostrar conocimientos irrebatibles es invitar a la reflexión, a no rechazar lo que la ciencia nos marca como un camino para llegar a la verdad. Los científicos no lo saben todo, pero hay aspectos de la realidad que sí los pueden comprobar y demostrar: son irrebatibles. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense