Bienvenido a la historia

- 02 de Mayo de 2017 - 00:00

Se vuelve importante destacar que la presencia de Lenín Moreno en la Presidencia de la República es un acontecimiento histórico que beneficia por igual a todos los ecuatorianos.

No cabe duda que Lenín Moreno ha tenido una transformación muy importante desde que llegó a la política del país, no solo que es un hombre bondadoso, generoso y fecundo, sino que no tiene ningún complejo de inferioridad para pasearse en su silla de ruedas por toda la nación.

En los Estados Unidos hubo un caso similar, como fue la presencia en la Presidencia del ciudadano Franklin Delano Roosevelt, quien fue ungido por dos ocasiones a una función similar. Él estuvo afectado por la poliomielitis sin embargo tuvo en sus manos, junto con otros personajes únicos, el enfrentamiento con el Nazi-Fascismo, en la Alemania de Hitler, Mussolini en Italia, el Franquismo en España y otros fenómenos políticos de similares características, los que provocaron el conflicto de la Segunda Guerra Mundial.

La comparación es válida más aún si se trata de seres humanos de la calidad de Lenín Moreno.

El compañero Lenín llega en este punto de la historia a enfrentar a un país herido por el fanatismo del neoliberalismo que no quiere allanarse al peso de la historia. Aquí también los dirigentes de la derecha no se resignan a perder el control de los hilos que manipularon a la Patria durante la década perdida, con siete gobernantes que atrofiaron la vigencia de la democracia administrada por los banqueros y la plutocracia.

Con mucha modestia de recursos, pero impresionante solidaridad hacia los más afectados por la pobreza y la marginalidad, sacó a flote la presencia pública para conocimiento general de casos que habían permanecido ocultos avergonzando a toda la sociedad.

Fue tan impactante la tarea llevada a cabo en la Vicepresidencia con los programas Joaquín Gallegos Lara y Manuela Espejo, con la colaboración de expertos cubanos, que varios países solicitaron asesoramiento para poner en marcha programas de características afines, en beneficio de los más pobres entre los pobres.

A tal punto llegó el buen prestigio de la tarea cumplida que la Organización de la Naciones Unidas impulsó una línea de trabajo para proponer, con programas similares, la búsqueda para encontrar mecanismos de solución a una tragedia que conmueve a los temperamentos más duros y promueve una solidaridad ejemplar.

En una acertada decisión, la Asamblea del movimiento Alianza PAIS, por unanimidad, propuso la nominación a la candidatura presidencial en los recientes comicios a quien estará encargado de dar continuidad al proceso denominado Revolución Ciudadana, que viene obteniendo varios éxitos en la lucha a favor de los excluidos.

La tarea dinámica por consolidar este proceso tiene enorme significado cuando la batalla progresista se agudiza, en medio de procesos gubernamentales complejos que afectan a la convivencia regional y mundial.

Desde el inicio de su presencia en la vida pública ecuatoriana Lenín manejó su imagen con características propias desestimando las insinuaciones para gestar conflictos políticos a su alrededor: Nunca permitió que se lo utilice como elemento disociador y mantuvo su ética definida ante las acechanzas de los adversarios.

El ciudadano Lenín Moreno entra a una nueva fase de su historia con la proverbial sencillez que lo ha caracterizado, a recorrer los caminos de la Patria, a través de su estilo propio que protagoniza el diálogo como sustitución a la confrontación. Cabe decir: ¡Bienvenido a la historia! (O)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: