Miércoles, 11 Octubre 2017 00:00 Columnistas

Apoyo a la consulta y a María Alejandra

Leonardo Vicuña Izquierdo

Los bolivarianos alfaristas de ABA, que desde sus inicios contribuyeron a la organización de AP y su proyecto Revolución Ciudadana, saludan y agradecen la decisión del presidente Lenín Moreno, de encargarle la Vicepresidencia de la República a María Alejandra, luchadora consecuente por los ideales de justicia social, democracia y socialismo, de integración solidaria y de paz, defensora activa de derechos de niños, jóvenes y mujeres, así como de la naturaleza, etnias y culturas. La tarea de supervisar el proceso de consulta popular, evento democrático de validez indiscutible, contará con el apoyo decidido de ABA y afines, organizaciones juveniles y de mujeres, para que la población conozca a plenitud y discuta libremente los contenidos y alcances de las preguntas, cuyos resultados servirán de base para avanzar en el propósito de mayor gobernabilidad, con más democracia, indispensables para el cumplimiento de los planes de gobierno.

A la par, reiteran su compromiso de defender lo ganado en la década y apoyar la ejecución de nuevas reformas, consolidando las realizadas sobre todo en el ámbito de la salud, educación, seguridad social y laboral; apoyando el plan de vivienda popular; realizando los ajustes necesarios para sortear las difíciles condiciones del momento, impulsando la producción, promoviendo a los emprendedores, fortaleciendo la economía popular solidaria. Todo ello exige organización política democrática y amplias alianzas, que posibiliten la unidad con amplios sectores progresistas, y la consulta es una gran oportunidad para gestionarla junto a los sectores involucrados en la RC. Es bien traída sobre todo la pregunta 2, que apunta a la reestructuración del poder relacionado con la participación ciudadana y el control social, bases para una correcta, permanente y organizada participación popular. Es indispensable su reestructuración, con representatividad democrática de los diversos sectores, con eficiente gestión, para que mejoren los mecanismos de selección de sus integrantes y autoridades, operen controles eficientes y oportunos de la gestión pública; haya una correcta rendición de cuentas y adecuada planificación y planes anticorrupción. La derecha, aprovechando la consulta, planeaba liquidar esta función y fue derrotada. La mayoría quiere que el CPCCS opere con eficiencia y sirva de base para afianzar la democracia participativa, garantizando el buen uso de los recursos del Estado, que es otro tema de la consulta.

La tarea que asume la Vicepresidenta es de gran importancia, y contribuirá a crear desde el gobierno las condiciones democráticas para que la ciudadanía entienda el objetivo real y contenidos de la consulta; que participe en los debates; que estos involucren a los diversos sectores, que se conozcan a plenitud los conceptos y pertenencias teórico ideológicas de las preguntas; a fin de que, más allá del Sí o No y de los beneficios o repercusiones que puedan darse en próximas contiendas electorales, está la voluntad democrática, que constituye mandato para el poder público. Hay sectores interesados por prejuicios politiqueros o visión parcial de coyunturas electorales, que levantan campañas para confundir o introducir juicios de valor contra uno u otro funcionario o dirigente, sin tener en cuenta que está vigente el compromiso de AP y sus integrantes y aliados, que la RC debe continuar; por tanto, sus objetivos de democracia, justicia, equidad, políticas redistributivas, van más allá de la consulta. La visión correcta debe considerar, además de la participación democrática de la población, el supremo objetivo de solidaridad y socialismo, con el que la nueva Vicepresidenta se ha identificado siempre, en consecuencia, con su ideología y militancia política.

Por esto y más, la Vicepresidenta (e) y el Gobierno cuentan con el respaldo de ABA, en su rol frente a la consulta popular democrática y objetivos de la RC. (O)

 

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense